16 septiembre, 2021

ALFONSO GAONA, EL “DOCTOR GANONA”… HOY, CARLOS LOZANO, NUEVO GOBERNADOR.

PRIMERO DE diciembre, hoy debe de celebrarse un aniversario más del debut como empresario taurino del hombre que le dio VIDA NATURAL, no artificial, a la baraja taurina nacional, y a la plaza México, el optometrista don Alfonso Gaona de Lara.

PRIMERO DE diciembre, hoy debe de celebrarse un aniversario más del debut como empresario taurino del hombre que le dio VIDA NATURAL, no artificial, a la baraja taurina nacional, y a la plaza México, el optometrista don Alfonso Gaona de Lara. Pronto se pasa el tiempo, hoy se cumplen ya 70 años de la alternativa de don Carlos Arruza, primera corrida organizada por el mencionado profesionista y esta fue en el desaparecido coso de La Condesa, 1º de diciembre de 1940. Hacen ya 70 años, los primeros 70.
FALTÁNDOLE TOTALMENTE al respeto, Rodolfo Rodríguez, “El Pana”, llamó al doctor Gaona como “Doctor Ganona”, palabra que el de Apizaco dio en el clavo, le atinó, efectivamente fue don Alfonso un hombre que ganó y dio a ganar dinero a muchos de los toreros que contrató. Fue un hombre con posiblemente muchos errores, al fin humano, pero nadie le podrá negar que haya sido hasta la fecha el mejor empresario que ha tenido la plaza México. Bastaría solo contar la enorme cantidad de novilleros que presentó y llegaron a escalar alturas desde hace años no vistas ya por otros espadas. Definitivamente construyó figuras, debemos de recordar que él hizo la “segunda parte” de Los Tres Mosqueteros, Alejandro Dumas la primera. Uno en los ruedos, el otro, el de la paternidad, en la literatura universal. Capetillo, Rodríguez y Córdoba, fueron así llamados y creación del empresario nativo de Saltillo, Coahuila, profesionista en mejorar la vista de sus semejantes y captador indiscutible, nato, de excelente propia visión taurina hasta hoy no superada en el Distrito Federal.
PERO ESTO no fue obra de la casualidad, Amado Ramírez, “El Loco”, llenó 18 tardes consecutivas la plaza más grande del mundo, repito, 18 tardes seguidas, obra genial del correctamente llamado “Doctor Ganona”, hoy en día ni las figuras españolas han logrado captar tres cuartas partes del aforo y en fechas especiales como es el 5 de febrero en que se festeja el aniversario de la construcción del coso de la colonia “Noche Buena”. Sería de amnésicos no recordar que por esos años la población del Distrito Federal era de aproximadamente dos/tres millones, hoy la cifra se supera al grado de que se multiplica por diez y las entradas responden a un desinterés ya generalizado por la falta de figuras, de ídolos, de toreros con carisma.
INCONTABLES Y largas temporadas de las necesarias novilladas fueron las que organizó don Alfonso y que aportaron toreros de la talla de Jorge Aguilar, “El Ranchero”, José Laurentino Rodríguez “Joselillo”, Fernando de los Reyes, “El Callao”, Jaime Bolaños, Miguel Ángel García, “El Güero”, Juan Silveti, Jaime Rangel, Gabino Aguilar, Mauro Liceaga, Martín Bolaños, Carlos Peña, “Peñita”, Antonio Duarte, “El Nayarit”, Antonio Sánchez, “Porteño”, Víctor Huerta, Emilio y Rafael Rodríguez Vela, Felipe Rosas, Fernando de la Peña, Joel Téllez, “El Silverio”, y que decir de las entradas con Juanita Aparicio, Patricia Mc Cormick y Bety Ford, o con los niños rejoneadores, Arturo, María Eugenia y Graciela Ruiz Loredo. Visión neta y pura para meter publico a su negocio, por lo mismo es muy correcto eso de “Ganona”, gracias a todo esto es que mantenía su negocio y poder proseguir con el mismo. Años mas cercanos a estas fechas aparecieron Jorge Gutiérrez, César Pastor, Ricardo y Luís Fernando Sánchez, Ángel Majano, Silvano González, “Gallito”, Valente Arellano, Pepe Murillo, Rafael Ortega, Eulalio López, Humberto Flores, el mismo Rodolfo Rodríguez, “El Pana”, y muchos, muchos, muchos más, larga lista no apta para el corto espacio de esta columna. Sin olvidar el respaldo a toreros como Manolo Martínez, Eloy Cavazos, Mariano Ramos, Manolo Arruza y como digo, a muchos, muchos mas. Tantos que es correcto involuntariamente omita mencionar a alguno.
TOREROS MEXICANOS y extranjeros le dieron lustre a esos largos años en los cual Alfonso Gaona de Lara le dio categoría al coso, y sueldos decorosos a los toreros, época que hoy recordamos a 70 años del nacimiento de dos figuras, don Carlos Arruza, en los ruedos, y el propio optometrista-empresario sentado en el complicado sillón de la organización.
INUMERABLES TARDES, ¿irrepetibles?, se vivieron por esos años, concretamente la situación que tanto la plaza México, como El Toreo de Cuatro Caminos, daban corrida el mismo día, a la misma hora y con llenos hasta las banderas, hasta el reloj, independiente a que ambos festejos eran televisadas en vivo. Un caso para Ripley que en la actualidad ningún empresario intenta calcar estas correctas situaciones, craso error, han dado paso libre a que otro tipo de espectáculos “se cuelen” y los cosos luzcan semidesiertos.
HOY, QUIEN tenga un poco de amor y respeto a la fiesta, debería de tributar un largo lapso de aplausos a la memoria de estos dos hombres que dieron lustre a la tauromaquia nacional, a dos figuras, don Carlos Arruza, en los ruedos, y el propio optometrista-empresario sentado en el sillón de la organización. Sobre todo que los entendidos den, y propaguen, el respeto que ambos merecen, ambos dos ya descansan en paz, a don Alfonso los envidiosos desubicados le niegan meritos, ciertos comunicadores enseñan el cobre, en busca de la plata, al cargar la balanza hacia donde a ellos les conviene, por lo mismo es que me pregunto donde están esos grupos de aficionados que forman peñas y tanto presumen viajar constantemente en pro de la fiesta y no divulgan lo bueno de ella, hoy lo pueden hacer sobradamente, y por partida doble. Dicen en mi rancho… ¡Ahora es cuando!… En paz estén Carlos Arruza, “El Ciclón Mexicano”, y don Alfonso Gaona de Lara, “El Doctor Ganona”. Y si me lo permiten.
ES MARTES, escribo lo que leen, Carlos Lozano de la Torre es solamente el gobernador electo del estado de Aguascalientes, mañana miércoles, hoy, toma posesión y por lo mismo ultima oportunidad de tutearlo, quiero enviarle un muy corto mensaje-deseo… “Suerte Carlos, si te va bien a ti le va bien a Aguascalientes, sé tendrás buenos asesores taurinos y la fiesta va a crecer en nuestra tierra, la mejor de las suertes en tu sexenio, sabemos tienes capacidad para un benéfico buen gobierno”. Se acabó el tutearlo, hoy es ya el nuevo mandatario y repito pues… “Que tenga Usted mucha suerte en su mandato señor gobernador”… Nos Vemos.

Deja un comentario