24 julio, 2021

NAVIDAD… “EL DINERO NO ES LA VIDA, ES TAN SOLO VANIDAD”.

24 DE diciembre, día de buenos deseos, de abrazos, de besos, de regalos. Esto me recuerda al diez de mayo, día de las Madres…
EN ESA fecha nos deshacemos en actos semejantes a los acabados de describir, buenos deseos, abrazos, besos y regalos a nuestras respetivas madres, pero al amanecer del día siguiente ya andamos mandando recordatorios ofensivos a la progenitora de medio mundo. Desde luego que no es correcto, no se vale esa hipocresía.

24 DE diciembre, día de buenos deseos, de abrazos, de besos, de regalos. Esto me recuerda al diez de mayo, día de las Madres…
EN ESA fecha nos deshacemos en actos semejantes a los acabados de describir, buenos deseos, abrazos, besos y regalos a nuestras respetivas madres, pero al amanecer del día siguiente ya andamos mandando recordatorios ofensivos a la progenitora de medio mundo. Desde luego que no es correcto, no se vale esa hipocresía.
HOY ES Navidad, día de buenos deseos, de abrazos, de besos, de regalos, no sería nada malo que nuestra euforia la hiciéramos perdurar, que fuera extensiva por un lapso más amplio, más largo, que nos procuráramos hacer la vida más pasajera.
HOY BIEN que podemos comenzar a hacer eso, hoy cenaremos pavo, pierna mechada, bacalao, romeritos, tamales, brindaremos con espumosos caldos, con caros líquidos, degustaremos sofisticados y azucarados postres, abriremos regalos, corresponderemos igualmente a los que en casa nos rodean y mañana… ¡triste realidad!. Sí, al despertar las tarjetas de crédito, los prestamos o la billetera nos hará ver la realidad… ¡triste realidad!
PERO ESTO no le pasara a todos, hay quienes se levantaran mañana de buen humor a ver disfrutar como juegan sus hijas con muñecas de dudosa “calidad”, de las piratas, los niños con carritos de corriente plástico, del reciclado, ellos no tuvieron para comprar autos a control remoto, o muñecas italianas, ellos no cenaron mas allá de lo acostumbrado diariamente, sopa y frijoles recalentados después de romper una piñata a media calle, de tronar varias nefastas palomas de peligrosa pólvora, de ingerir varios vasos de refresco rojo, o de caliente té de canela, con una buena dosis de alcohol de 96 grados, ¡oléy por los buenos y naturales catadores!, ellos amanecerán con tremenda cruda, idéntica a la causada a los que empinaron caros líquidos, los mencionados líneas arriba y única semejanza entre los dos niveles sociales, pero sin los pesares de deberle a medio mundo. Y esta no es solo la diferencia, es muy posible que su felicidad sea mayor a la que tuvieron los que tanto gastaron. Bien lo cantó “mi compadre” don Luís Alcaraz… “El dinero no es la vida, es tan solo vanidad”.
HOY PUES es una fecha que viviremos de muy diferentes formas, cada quien dentro de sus posibilidades, de sus compromisos sociales y familiares, se acerca ya el día de hacer la chapucera lista de nuestros propósitos para el entrante año, por lo mismo es que antes de que se piense mal, y lleguen esos artificios verbales, aprovecho este espacio para enviarles a todos un afectuoso saludo, un abrazo, un amistoso beso, a hombres y mujeres, no tengo telarañas en la cabeza y mi masculinidad no pierde nada con eso, y desearles que, como dice Mario Luis Ramos Rocha, y que no crean pirateo pensamientos ajenos… ¡Que les vaya como se porten!… ¡Feliz Navidad!… Nos Vemos.

Deja un comentario