28 julio, 2021

LA VOZ DE NUESTROS LECTORES.

Pedro Julio… Hay que hacer una mención especial del tercer toro lidiado en la México el 26 de diciembre de 2010 de nombre “Villancico” de la ganadería de San Marcos corrido en tercer lugar y que correspondió al tapatío Aldo Orozco. Este toro comparable a “Timbalero” de Piedras Negras fue aún más difícil que aquel, puesto que el Piedrenegrino a pesar de sus gatos, su sentido y su fuerza era totalmente bravo y Mariano Ramos estaba en su mejor momento.

Pedro Julio… Hay que hacer una mención especial del tercer toro lidiado en la México el 26 de diciembre de 2010 de nombre “Villancico” de la ganadería de San Marcos corrido en tercer lugar y que correspondió al tapatío Aldo Orozco. Este toro comparable a “Timbalero” de Piedras Negras fue aún más difícil que aquel, puesto que el Piedrenegrino a pesar de sus gatos, su sentido y su fuerza era totalmente bravo y Mariano Ramos estaba en su mejor momento. Mariano lo pasaportó de una estocada aceptable y el juez le concedió una oreja que muchos, los borrachitos que sólo van a buscar el olé y olé fácil y fiestero, no se explicaban el porqué de aquella oreja.
El “Villancico” de ayer era casi casi bravo y esto del casi es lo que lo hace aún más difícil que aquel cárdeno de Piedras… reservón pero embestía como estampida cuando menos se le esperaba, volvía, en contadas ocasiones, contrario, y eso descontrola al mejor, sobre todo como lo hacía el de San Marcos… pegó algunos arreones terribles y lo sostengo, con mayor fuerza de patas que “Timbalero”, nunca humilló y puso sus derrotes muy cerca de la yugular del valeroso torero tapatío. Salió milagrosamente del problema y se equivocó al pasarlo con un puyazo y medio, ya que SI necesitaba los tres de regla. Su lidiador demostró que tiene recursos para resolver problemas serios que a más de cuatro figurillas extranjeras y media docena de mexicanas los hubiera puesto a parir chayotes. Había que ver la cara del banderillero Luna al ir a banderillas… pánico puro. Yo estoy seguro que si no deja la estocada tan baja como la puso, Ruiz Torres y Jesús Morales, que han sido toreros, hubieran otorgado también una oreja. Aldo estuvo con una tétrica sonrisa nerviosa a la altura de lo que era el galimatías y para consuelo de su familia lo mató pronto.
En compensación por este esfuerzo se le concedió una orejita del sexto, una orejita más de cuantas se conceden, pero que yo la considero por lo que hizo con VILLANCICO. Saludos y a cuidarte del frio… CHG

Deja un comentario