29 julio, 2021

VARIAS CURIOSIDADES TAURINAS.

LEO VIEJAS y nuevas crónicas, reviso mis libros, mis videos, mis apuntes, hurgo por todos lados, días sin noticias interesantes, por lo general días de flojera laboral, son esplendidos para recopilar datos por demás interesantes, poco de un lado, algo del otro y como consecuencia esto es lo que he logrado indagar.

LEO VIEJAS y nuevas crónicas, reviso mis libros, mis videos, mis apuntes, hurgo por todos lados, días sin noticias interesantes, por lo general días de flojera laboral, son esplendidos para recopilar datos por demás interesantes, poco de un lado, algo del otro y como consecuencia esto es lo que he logrado indagar.
INCREIBLE QUE Béziers tenga las ganaderías para las corridas de su anual feria de agosto, Robert Margé, el empresario a dado a conocer que estas se llevaran a cabo los días del 12 al 15 de ese mes y ya cuenta con los encierros de Núñez del Cuvillo, Robert Margé, Miura y Daniel Ruiz, independientes a que montara también dos novilladas sin caballos y una con ellos. Duele decirlo pero por acá hay festejos acostumbrados antes de la cercana cuaresma y todavía no se sabe quiénes se quedan con la organización de ellas.
“LAS COSTUMBRES, los tipos populares, las anécdotas locales, las coplillas, los refranes, las pequeñas cosas, los detalles y los sucesos, por insignificantes que sean, llegan a formar parte de la historia de los pueblos”. Esto lo dijo don Benito Pérez Galdos y viene al caso por lo siguiente.
LA IDEA fue de Manolo Prieto, colocar en 1954 esa enorme esfinge-altar de 14 metros de altura con la silueta de un ejemplar del toro bravo, colocando en ella la publicidad de los vinos españoles de Osborne, hoy se ha convertido en un símbolo respetado, inclusive añadido a enseñas con los colores de la bandera española, desde luego que nada oficial. El primer toro se alzó en Cabanillas de la Sierra, Burgos, en mayo de 1957, con un costo de treinta y dos mil cuatrocientas pesetas. Un “toro” salvado por el Patrimonio Artístico ante la desatino del Ministerio de Obras Públicas que lo había querido “estoquear” en varias fechas, como una en 1988. En julio la Ley General de Carreteras obliga a retirar la publicidad de cualquier lugar visible desde cualquier carretera estatal, desaparece la rotulación de las láminas, aunque éstas se mantienen. En 1994 en septiembre se publica el Reglamento General de Carreteras que ordena retirar todos los toros de Osborne. Varias comunidades autónomas, numerosos municipios, asociaciones culturales, artistas, políticos y periodistas se pronuncian a favor del mantenimiento de las mencionadas figuras. La Junta de Andalucía pide su catalogación como “bien cultural” y la Comunidad Foral de Navarra se ampara en una Ley Foral para mantener el toro de su territorio. En 1997, en diciembre el Tribunal Supremo dicta sentencia a favor del mantenimiento de los toros de Osborne debido al “interés estético o cultural” que se les ha atribuido. De 1998 en adelante el toro de Osborne deja de ser un símbolo estrictamente comercial. Dado que es un símbolo nacionalista de la identidad de España, los independentistas de Cataluña boicotean y derriban el único toro situado en Cataluña, en el bruc. Algunos independentistas de Cataluña adoptan como símbolo propio al burro o ruc catalán. En tierras de México solo llegue a ver uno de esos anuncios en terrenos de “La Alianza”, propiedad de don Fermín Rivera.
SE LLAMABA Gonzalo Bustinduy y Gutiérrez de la Solana, originario de San Luís Potosí, tenía solo 29 años, el 7 de julio de 1935 un toro de Carmen de Federico le hiere de tal magnitud, al correr el encierro de Pamplona, que fallece en ese lugar. Único mexicano en esa negra lista.
El DOMINGO 22 de septiembre de 1907 con 4 toros y 4 novillos de Tepeyahualco se inauguro el coso de la Condesa, fue un festejo mixto en el que actuaron el español Manuel González, “Rerre”, y Agustín Velasco, “Fuentes Mexicano”, que se alternativo esa fecha. Actuaron también los miembros de La Cuadrilla Juvenil Mexicana de “El Sordo” con Samuel Solís, Pascual Bueno y Jesús Tenes. El primer capotazo lo dio el banderillero Alberto Cosío “Patatero”. El primer puyazo fue de Arturo Frontana, “Portugués Chico”. El primer par de banderillas lo clavó Eduardo Limón “Limoncito”. El último toro lidiado en el viejo coso de La Condesa fue pasaportado por López de Miguel el 19 de mayo de 1946. Al año siguiente, el sábado 23 de noviembre se estrena el de Cuatro Caminos, el cartel lo conformaron, Lorenzo Garza, Luis Castro, “El Soldado”, Jorge Medina y un encierro de San Mateo.
FUE MIEMBRO de una cuadrilla de toreros cómicos, nunca mató una novillada en Madrid, solo toreó 36 formalmente antes de hacerse matador de toros en Sevilla el 2 de julio de 1939. Como torero doctorado sumó 511 corridas y, aunque se rumoraba ese 1947 se iba de los ruedos, en la plaza de Linares se encontró con Islero. Desde luego que es Manuel Rodríguez Sánchez, “Manolete” del que hablo.
EL TORO bautizado como “Matajaca”, numero 42 de Tepeyahualco, es el que inicia con esta trágica y rara historia el 13 de enero de 1907 en México capital. Lo lidia Antonio Montes y es herido en el vientre al entrar a matar, en la enfermería es operado y posteriormente trasladado a su habitación en el hotel Edison donde los siguientes cuatro días son un martirio, muere el día 17, se vela en el anfiteatro del panteón de Dolores en donde accidentalmente el cuerpo se calcina a causa de un cirio que incendia parte del lugar. El cadáver es llevado al puerto de Veracruz para embarcarle a España, ahí el cable de la grúa que subía el féretro se revienta y lo deja caer al muelle, al llegar a su destino sevillano para darle sepultura, el barco que lo lleva por aguas del Guadalquivir choca y a punto estuvo de irse al fondo del río. Se le conoció posteriormente como “el torero de las tres muertes”… Nos Vemos.

Deja un comentario