CALI SEXTA DE FERIA, “EL JULI” INDULTA Y ABRE DE NUEVO LA PUERTA DE LOS CRISTALES

Jueves 30 de diciembre, “El Cid”, muy torero, una oreja. Encierro muy desigual.
MONUMENTAL DE CAÑAVERALEJO, SEXTA DE ABONO, TARDE MUY SOLEADA Y ALGO VENTOSA. ENTRADA TRES CUARTOS, LA PRESIDENCIA. Muy bondadosa con el indulto.
INCIDENCIAS. El percance sufrido por Pepe Manrique al rematar la primera serie con la muleta, felizmente sin consecuencias, salvo la rotura de la taleguilla, que le obligó a tenerse que colocar un pantalón.
DESTACABLE – La capacidad y el conocimiento de “El Juli” y la vergüenza torera de “El Cid”.
6 toros de la ganadería de Las Ventas del Espíritu Santo, bien presentados, en tipo de la casa, con trapío, desiguales de comportamiento, flojos de remos. El tercero, cuarto y quinto pitados en el arrastre.
Indultado el corrido en segundo lugar – “Enviado”, # 554 de 500 kilos.
Pesos.- 516 – 500 – 450 – 492 – 500 – 510 kilos.
PEPE MANRIQUE de verde mar y oro, silencio y silencio.
JULIÁN LÓPEZ “EL JULI” de tabaco y oro, dos orejas simbólica al ser indultado su oponente y ovación.
MANUEL JESÚS “EL CID” de lila y oro, palmas y una oreja.
MANRIQUE, después del percance, al inicio de la faena, quedó condicionado por el fuerte golpe y por la rotura de su taleguilla que dejaba una buena parte de su muslo al aire. No terminó de acoplarse a un ejemplar que le dejaba estar delante, evidenciando la falta de corridas del colombiano. En el cuarto, con un pantalón por encima de su taleguilla, no entendió la bondad de su oponente por el pitón derecho y se diluyó en un querer y no poder. Anduvo bien con los aceros.
“EL JULI” de nuevo inmenso desde que se abrió de capa con su primero; evidenciando el conocimiento que tiene para ver los toros y darlos la lidia adecuada.- El toro muy noble, no se empleo en el primer tercio y en el segundo cumplió, bien bregado por Álvaro Montes y excelentemente bien pareado por Ricardo Santana y Jhon Jairo, que tuvieron que desmonterarse para agradecer la ovación. Inició, el de Velilla, la faena en tablas para por alto sacarlo a los medios e hilvanar una faena de mando y temple por los dos pitones. El morlaco hizo algún intento de rajarse e irse a tablas, pero la muleta poderosa del madrileño no lo permitió, dejándosela en la cara y llevándolo muy embebido. Alargó la faena con toda la intención y apoyado por un buen sector del respetable pidiendo el indulto. Con todo el respeto hacia el soberano el astado no había hecho nada para el indulto; el torero sí hizo todo para que se viera mucho mejor al toro de lo que de por si era. El indulto al fin le otorga las dos orejas simbólicas y casi con seguridad los máximos trofeos de la feria, si algún otro diestro, de los que actuarán en las tres corridas que quedan, no lo remedian. El cuarto evidenció mucha flojera de remos, el toro embestía muy descompuesto y el viento, que arreció, no permitieron mayor lucimiento; una entera con mucha facilidad para escuchar una ovación.
“EL CID” en su última presentación se encontró con un lote bien distinto; el tercero entraba a arreones, punteando y parándose en la mitad del muletazo. Mucha voluntad del sevillano, insistiendo con una vergüenza torera encomiable, pero sin mimbres para elaborar el cesto; una trasera para escuchar muchas palmas y pitos al toro. El sexto, de muy buenas hechuras, evidenció dificultades ya en el capote, se medio empleo en el caballo y se paró en la muleta. Sólo la insistencia del de Salteras y sus deseos hicieron posible algunos muletazos de excelente factura. Tres cuartos en muy buen sitio le sirvieron a Manuel para tocar pelo y recibir una gran ovación.
MAÑANA séptima de abono, corrida pautada a las 4 de la tarde, con ganado del hierro de la ganadería de Fuentelapeña, de los Herederos de D. Abraham Domínguez, para los diestros Curro Díaz, Luís Bolívar y Daniel Luque.

Deja un comentario