26 septiembre, 2021

UN ESCRITO AJENO MUY ATINADO… ¡Y MUY A TIEMPO!.

Sin tener la debida autorización del autor del escrito, el señor Bartolomé Puiggrós, me he tomado la libertad de “robarme” el escrito aparecido en el portal de mi amigo Javier Adrados, elalberotoro.com, por ser un tema que su servidor ya tenía preparado para su publicación, creo es más correcto “tomarlo” por la semejanza y la diversidad de opiniones. Estoy totalmente de acuerdo con sus puntos de vista, tan lo es así que por lo mismo lo hago esperando no lastimar esfuerzos de su verdadero creador. Va pues a continuación lo comentado, solicitando una disculpa a don Bartolomé.

Sin tener la debida autorización del autor del escrito, el señor Bartolomé Puiggrós, me he tomado la libertad de “robarme” el escrito aparecido en el portal de mi amigo Javier Adrados, elalberotoro.com, por ser un tema que su servidor ya tenía preparado para su publicación, creo es más correcto “tomarlo” por la semejanza y la diversidad de opiniones. Estoy totalmente de acuerdo con sus puntos de vista, tan lo es así que por lo mismo lo hago esperando no lastimar esfuerzos de su verdadero creador. Va pues a continuación lo comentado, solicitando una disculpa a don Bartolomé.
FESTIVALES EN TRAJE CORTO.
Por Bartolomé Puiggrós.
Perú.
Del Toro al Infinito.
Se ha puesto de moda entre varios matadores de toros actuar en los festivales vestidos de civil y no saben lo feo que se les ve. Y lo mal que quedan los periodistas que aun los alaban sin darles un buen palo, que es lo que merecen los que así se visten, que esto pretende ser esta nota. Es que en el toreo si no se respeta el rito, vamos mal, A este paso terminaran toreando en chándal o vaqueros que debe ser más cómodo que el traje de luces.
Empezó Castella con traje de civil y un sombrerito de pintor francés ridículo, parecido al que solía usar Morante de la Puebla cuando le dio por fotografiarse con el sombrerito y un pañuelo grande al cuello, como si fuera otro pintor francés, de esos que se mueren de hambre sin vender un cuadro. Cuando Morante que debería ser el icono del arte en el toreo, se vestiría mejor con un traje de buen corte y un clásico sombrero ancho. La gente al verlo pasar diría con admiración. ¡Ahí va un torero!, de la otra manera lo mirarían raro y dirían otro existencialista.
Conde en el festival nocturno en Quito, y ahora en Los Palacios, uno que parecía un torero y se ha prostituido es Finto de Córdoba, a la vejez viruelas, con traje de civil un pañolón al cuello y sombrero ancho para agradecer, y en el mismo festival el inefable Padilla que para más inri es muy buen torero cuando quiere, y se viste como tal, con cazadora y pantalón de calle. ¿O no tiene dinero para vestirse como deben?. No deben de saber que el traje campero andaluz, llamado también traje corto, es el más elegante que hay? No solo para torear los festivales. Manolete uno de los más grandes del toreo de todos los tiempos, a la cena que le invitaron los intelectuales en Lhardy en Madrid, fue con el traje corto andaluz, camisa con cuatro botones, sombrero ancho, y causó sensación. Manolete se sentía torero por donde iba. Y estos señores que he nombrado, ¿se sentirán toreros?, ¿tendrán afición al rito más bello del mundo? o están en esto solo para ganar dinero y hacerse notar como sea. Así como hace años la francesa Brigitte Bardot ganó fama y notoriedad desnudándose en el cine, a lo mejor estas “figuras” del toreo, si torean así llamarían más la atención que cuando se fajan con los toros vestidos de luces.

Deja un comentario