28 julio, 2021

LA HORA DE LA VERDAD… IMPACTÓ LA NOVEDAD DE VENTURA EN LA MÉXICO.

Grato revuelo alzo en su presentación en la México el rejoneador lusitano español Diego Ventura, y su gran cuadra de caballos educados a la alta escuela, poniendo a gravitar una afición que realizo una de las mejores entradas de la actual temporada grande.

Grato revuelo alzo en su presentación en la México el rejoneador lusitano español Diego Ventura, y su gran cuadra de caballos educados a la alta escuela, poniendo a gravitar una afición que realizo una de las mejores entradas de la actual temporada grande.
El simple anuncio de su presentación despertó a la afición que había permanecido en el total desinterés e inasistencia del coso de Insurgentes, y de verdad que no salió de la plaza defraudada como otras muchas tardes.
La actuación del estupendo rejoneador europeo cumplió a las expectativas existentes, y para beneplácito de la parroquia, Uriel Moreno El Zapata, ha salido en una tarde de suerte, alzándose como el gran triunfador y a hombros de los entusiastas espectadores, en una tarde de cierta inspiración, al cortar dos blandas orejas de su segundo enemigo, solicitadas por un público ávido de orejas, y un juez que se dejo deslumbrar por las maromas, gesticulaciones melodramáticas y poco, pero muy poco fondo.
Mas lo más relevante han sido las tres faenas, diferentes entre ellas, dadas las contrastantes condiciones de sus dos toros más uno de Garfias de regalo, con una triple similitud por partida idéntica, si, porque los tres se agotaron muy pronto, y además los tres dificultaron mucho la ejecución de el rejonazo mortal, y a los tres los pincho, porque de no haber estado tan desacertado con el rejón, a estas alturas estaríamos comentando una puerta grande, acompañando al Zapata, pero llevándose al menos cuatro orejas, que solo quedaron en sonoras ovaciones.
Si supero o no a la vistosidad ecuestre, a la monta y efectividad y cuadra de Pablo Hermoso de Mendoza, no está en duda, porque el navarro que tiene desde el 2000 de venir a México y ser un triunfador consolidado, nadie se lo quita, pero a cambio, su novedosa monta, la ejecución de su diferente tauromaquia a la que imprime un temple maravilloso, la constante novedad de las suertes, y la torería de su extensa cuadra, no solo maravillo a la afición capitalina, la cautivo y convenció totalmente, haciendo rugir con fuerza todas las galeras, que emocionadas contemplaron el toreo majestuoso de este nuevo ídolo, y su conjunto de caballos y yeguas, con los cuales se funde para la ejecución de pases, recortes y adornos oportunos y vibrantes, emotivos, pero de forma sobresaliente, un toreo fresco, principesco y elegante… Y amigos esto es todo por ahora… Buena Suerte.

Deja un comentario