HOY VENTURA EN LA CHONA… EL QUITE DE LA PROVIDENCIA LO VIMOS Y VIVIMOS EN GUADALAJARA.

HOY TERMINA la feria en Encarnación de Díaz, Jalisco, con un cartel que encabeza el rejoneador luso-hispano Diego Ventura, con Téllez y Antonio García, “El Chihuahua” y 6 de Puerta Grande. Desde luego que quienes asistamos también veremos a “Morante”, el caballo estrella de esa cuadra y atracción para los paganos, de esto no tenemos la menor duda. “Morante” es la jaca que muerde a los toros.

HOY TERMINA la feria en Encarnación de Díaz, Jalisco, con un cartel que encabeza el rejoneador luso-hispano Diego Ventura, con Téllez y Antonio García, “El Chihuahua” y 6 de Puerta Grande. Desde luego que quienes asistamos también veremos a “Morante”, el caballo estrella de esa cuadra y atracción para los paganos, de esto no tenemos la menor duda. “Morante” es la jaca que muerde a los toros.
TAMBIÉN CIERTOS estamos que La Chona es uno de los municipios más pequeños del estado de Jalisco, que su afición estaba con más de un pie dentro de la tumba del fastidio, dado a que surgían empresas que lo que más hacían era sorprender malamente a los sanos públicos regionales asistentes y que por años despreciaron ir al coso La Macarena. Afortunadamente al tomar las riendas del redondel propiedad de los hermanos López Atilano, José Luís Ramírez, “El Padrino”, inició un ciclo de seriedad en el mismo presentando toreros de primer orden, corridas serias en cuanto a presentación y ahora, para fortuna de la fiesta, se invitó a Paco Olivera, “Bombita”, como máxima autoridad para hacer valer los reglamentos taurinos.
ENCARNACIÓN ES una población, ya lo decía, pequeña, pero esto es mucho muy diferente a que sea la burla del aficionado permitiendo sus tardes de toros se conviertan en “un viñedo” de orejas, de rabos, que estos se otorguen como racimos, que abaraten, acorriente y denigren el quehacer de los mismos, no hay plazas de segunda o de tercera cuando quienes van son reales conocedores, si no fuese así esto es mucho peor, al sano e incipiente asistente no se le debe de maleducar, de falsear las cosas, de mostrar imágenes mentirosas. ¿Los toreros acaso bajan su estatus profesional en plazas pequeñas?. Independiente a que sabemos de antemano que el regalar por racimos los trofeos lo que más ha dejado es que las plazas luzcan solas, que el aficionado, perdón por tanta repetición, este desilusionado al ver corridas en las que las mismas autoridades permita se les dé el rango de pachanga, el no ver, dar o conceder, apéndices otorgados no significa que la victima sea quien se juega la vida, el torero, esto ellos mismos son quienes deberían de evitarlo, la muestra inequívoca es que no interesan como para presumir que las plazas están atiborradas. No se vale hacer de una cosa buena una regular, menos convertirla en peor. Bien por las autoridades municipales de La Chona, el nombrar a “Bombita” no se equivocaron. ¡Bien Paco!… Aclaración a quien la solicite, solo me adelanto un poco. Paco es mi amigo pero él sabe su quehacer, no lo defiendo ni lo ataco, e inclusive me lavo las manos con la siguiente pregunta… Quienes presentes estuvieron en la mencionada corrida ¿escucharon las tradicionales mentadas de madre cuando el juez mete la pata?. Creo que esto deja aclarado ciertas tendenciosas inclinaciones que van dirigidas a abrir puertas a aspirantes al puesto en las próximas fiestas abrileñas, la licenciada Lorena Martínez, alcaldesa local, deberá de prestar atención microscópica a sus asesores taurinos, dije asesores, no introductores de amistades que solo buscan protagonismos personales, logros ficticios. ¡Bien Paco!. A otro tema.
EXISTEN VARIAS pinturas en las que los artistas han plasmado a un Dios “torero”, sí, la imagen de Él, que capote en mano salva a un indefenso maletilla que ha caído ante las astas de un toro, a esta apunte le han llamado “El Quite de la Providencia”. Por lo general el lienzo nos da a entender que con su capa divina Dios ha salvado de la cornada al intruso nocturno de los potreros donde habitan los toros bravos. Pues bien, esa imagen con cierta semejanza la vivimos “en vivo” los que asistimos el domingo pasado a Guadalajara, un toro de Santa María de Xalpa se ensañó de tal manera con Rubén Ávila, subalterno a las órdenes de “El Pana”, que creíamos era la reencarnación del filipino Manny Pacquiao en burel. Ganchos al hígado, a la quijada, a las zonas blandas, el jab, el recto, arriba, abajo, por todos lados los derrotes del toro llegaban a la humanidad de Rubén que afortunadamente solo sufrió cuatro cornadas que no pusieron en riesgo su vida. Vimos y vivimos en verdadero quite de la Providencia, vimos y vivimos una tarde de toros bravos, de toros que no necesitan defensores de su vida, ellos saben defenderla con harto empaque, los toros mansos son quienes requieren abogados, los bravos saben defender sus orígenes, ellos no se sienten sacrificados, nacieron para morir peleando, cosas de la naturaleza. Y que Dios tome confesado a aquel que no esté preparado para lidiar lo bravo, y que Dios perdone a aquellos que asesinan a toros más mansos que una Caperucita Roja. Que grande y bonita es la fiesta cuando se le da seriedad… Nos Vemos.

Deja un comentario

Next Post

A VENTURA LE GANO LA AMBICIÓN Y ENSEÑO EL COBRE.

No cabe duda que la mayoría de los toreros españoles continúan viniendo a México no solo para hacer las Américas, sino también para hacer de las suyas con apoderados que intentan hacer fiesta con importancia, a cambio de poder sufrir con las aviesas acciones que produce la ambición, a cambio de el profesionalismo, de la ética, y el respeto a los acuerdos previos y convenidos de común acuerdo.

Subscribe US Now