29 julio, 2021

¿CÓMO REZAN LOS CARTELES?… VAMOS A LOS TOROS ¿O VAMOS A LOS TOREROS?.

APARENTEMENTE YA no tiene caso tocar el tema del descastamiento, tamaño, edad, peso, y trapío de lo que se lidia en plazas de primera en México. No tiene caso puesto que nadie hace caso, ni tamaño, edad, peso, y trapío tiene seriedad, color o pinta es lo de menos, la falta de carácter de los empresarios y el vedetismo de los toreros que se dicen, y creen, importantes están dando al traste con la fiesta. ¿Y la casta?. Ni pensarlo, ya es mucho pedir.

APARENTEMENTE YA no tiene caso tocar el tema del descastamiento, tamaño, edad, peso, y trapío de lo que se lidia en plazas de primera en México. No tiene caso puesto que nadie hace caso, ni tamaño, edad, peso, y trapío tiene seriedad, color o pinta es lo de menos, la falta de carácter de los empresarios y el vedetismo de los toreros que se dicen, y creen, importantes están dando al traste con la fiesta. ¿Y la casta?. Ni pensarlo, ya es mucho pedir.
NO TIENE caso puesto que nadie hace caso del malestar de los aficionados, de los reclamos sobre la enorme pequeñez de las reses y la enorme mansedumbre mostrada en muchas, muchísimas, plazas mexicanas. Los involucrados de primera mano tienen, eso sí, montones de argumentos supuestamente a su favor, ninguno de ellos creíble. La verdad es que a pesar de que esta situación es ya insoportable, la culpa la tienen los interesados que son, empresarios, toreros, ganaderos y hasta los mismísimos aficionados que son burlados y tan campantes como si les gustara les sigan tomando el pelo. No creo faltar al respeto al decir que esos berrinchitos de Herrerías son todo un caso para un medico que cure traumas, desde luego que no me pregunten de que tipo son. El de los toreros si lo sé, es una falta total de vergüenza y desamor a su profesión, un caso de cinismo y conformismo puro, de inexacta visión a lo que es una posible figura del toreo, distorsión total a la realidad. De los extranjeros. Ellos vienen a pasar unas vacaciones pagadas, y muy bien por cierto, en la mayoría de los casos, nadie les pone condiciones, nadie les pone un alto, nadie les exige a que cumplan y no me salgan con la tontería que solo ellos “llenan” las plazas, los cosos están vacios por culpa de los empresarios que no saben dar la educación novilleril a los jóvenes nacionales y si todo al extranjero, matadores y novilleros, eso no se vale. Como muchos de los medios de comunicación que pasan “la charola” muy seguido, también estos tienen razón, no tienen ni para lentes de dispensarios donde se ayuda a los indigentes, por eso no ven lo que pasa, y como dijo “don Teófilito, ¿o será don Bernalditó?… ¡Ni lo verán!. Lo de Teófilo y Bernaldó es mera coincidencia con quienes ustedes saben. ¡Y aun hay más!.
AL PARECER podemos casi adivinar los próximos carteles de la plaza México, esto es fácil, sobra y basta con saber con quién se predispone Herrerías y ellos serán a los que anuncie, dijo que con su compadrito Ponce nada y ya lo ven, que con Castella nada, y ya lo ven, que con Diego Ventura, nada y ya lo ven. Pareciera que si no tiene o se acerca problemas no duerme, no son sueños guajiros, son jarochos… de esos de Veracruz donde también dejó problemas.
POR CIERTO que hoy partirán plaza en ese redondel otros cuatro espadas, como si la cantidad diera calidad, y ellos son, Diego Ventura, Miguel Ángel Perera, Octavio García, “El Payo” y Arturo Saldívar con 2 de Reyes Huerta y 6 de Barralva. Y eso de la cantidad lo digo por lo del sábado pasado, once “toros” y casi tres cuartos del graderío molesto por la poca presencia de algunos bureles.
POR TODO lo anterior es pues el encabezado de esta columna, si decimos que vamos a los toros, cosa lógica y razonable es que exijamos toros, solo eso, toros, ni novillos ni becerros, independiente a que vemos en muchos lados ellos cobran euros y… se les tienen que dar euros, así maten terneros… ¿Qué qué hora es?… ¡La que usted diga matador!. ¿Y las empresas con dignidad, categoría y que se den su lugar?. A caramba, esto sí que ni idea de donde las hay.
¿Y LAS ganaderías bravas de México?. A ellas las pueden encontrar, si las lidian, en poblaciones pérdidas, o en mapas, fotografías o en los rastros más cercanos a sus lugares de nacencia, si no las ve torear en las plazas no haga corajes, nadie hace caso y no tiene caso levantar la voz, nadie le hace caso…Nos Vemos.

Deja un comentario