24 julio, 2021

CADA ÉPOCA TIENE SUS BEMOLES…. ¡LA CABALGANTE COMODIDAD ACTUAL!…

ES POSIBLE que el diario ajetreo que vivimos en la búsqueda de la sobrevivencia de de nuestra familia, y tratar de tener una estancia digna en este mundo, tan balaceado en todos los sentidos, puede estar y/o ser la razón de que olvidemos esas faenas de no hace muchos años vimos en la plaza México y ahora nos atornillemos ante cualquier imagencita.

ES POSIBLE que el diario ajetreo que vivimos en la búsqueda de la sobrevivencia de de nuestra familia, y tratar de tener una estancia digna en este mundo, tan balaceado en todos los sentidos, puede estar y/o ser la razón de que olvidemos esas faenas de no hace muchos años vimos en la plaza México y ahora nos atornillemos ante cualquier imagencita.
¿CUESTIONES DE la época moderna?. Desde luego que así lo creo, es más, lo afirmo, confirmo, reafirmo y firmo, es cuestión de la época a la que tan fácil y tontamente le hemos dado paso nosotros los mayores de edad. A mí en lo personal me importa un bledo el tonelaje de las reses, desde luego que siempre y cuando estén dentro de los parámetros reglamentarios. Todo mundo grita y se desgañita alegando que lo lidiado no tiene la edad, el trapío y el peso, cierto, muy cierto, pero se olvida algo primordial, !!!LA CASTA!!!. Un toro de cuatro años, con 470 kilos, sin manipular sus astas, de la vieja “Punta”, de la vieja “Laguna”, del viejo “Santín”, del viejo y actual “Piedras Negras”, del viejo y actual “De Haro”, del viejo y actual… mejor ya no alucino, jamás he probado droga alguna y si continuo pensaran ando pasado. Que los toreros “más o menos” importantes los lidien no los verán mis ojos.
SÍ, CULPO principalmente al viejo aficionado que ha permitido todo esto, a esos grupos de “aficionados” que al reunirse se hacen llamar “peñas” y que al unirse no saben aprovechar o encausar la fuerza que la unión les da para hacer fuertes reclamos a quienes urge ponerles un alto de manera rotunda y definitiva… ¡¡¡A LOS PERIODISTAS!!!, a muchos de ellos que lo que mejor hacen es desorientar al nuevo entusiasta añadido taurino, a aquellos que con el poder que tienen en medios escritos, vistos y escuchados, no tienen el valor y la dignidad de decir verdades, verdades que en muchas de las ocasiones las estamos viendo y ellos se llenan la boca diciendo lo contrario a lo real y así equivocar a los mencionados noveles asistentes que ya confunden un coso con un antro. ¿Ha visto Usted seriedad en una cantina?.
DIJO RAMÓN de Pablo, ex veterinario del coso de Barcelona sobre el trapío… “Conjunto armónico del individuo que se corresponde con el biotipo constitucional del encaste de donde procede”. Agrega… “Toro con trapío es aquel que luce todos los atributos de la edad y goza de una buena constitución y estado sanitario. Toro con trapío es aquel en el que no existen planos musculares excesivamente desarrollados, tiene poca grasa y cuando el volumen y la forma dibujan planos en cascada, finos, múltiples y armoniosos”. Ahora la principal cuestión, la casta.
CASTA ES linaje, estirpe, relea, alcurnia, sangre, tronco, esto se sobreentiende, existe cuando de bravo se habla y este produce emoción, cuando las palpitaciones cardiacas del espectador suben de ritmo al ver reses con acometidas que causan conmoción, la tensión de ver como el torero se impone a la bravura salvaje que la naturaleza le ha dado a estos animales por medio de la genealogía, a los que vemos en el ruedo, el toro bravo, que es creado para producir agitación en los tendidos y quien logre sobreponerse puede ufanarse que es verdaderamente un torero, con clase o sin ella, esto es otra cosa que por hoy no viene al caso. Ahora solamente tratamos de entender que es un toro digno de pararse en un coso, el toro debe de tener cuatro años cumplidos sin pasar de seis, el trapío que tenga el… “biotipo constitucional del encaste de donde procede”, los hay altos, bajitos, de cuerna largas, de pitones cortos, anchos, algunos muy enmorrilados, región comprendida entre la nuca y la cruz del animal, que aparece desarrollada en los machos en la edad adulta, de variadas pintas, altos o bajos de agujas y muchas características más, pero concretando por cuestiones de espacio.
EL TORO bravo mexicano no es aquel que da cien embestidas, es el que da veinte queriendo comerse la muleta y obligando a su lidiador a no cometer el mínimo error, el que acude al caballo del picador sin rehuir la pelea y no se duele al castigo y durante la lidia va de menos a más, desde luego que los hay buenos y malos, hay fallas, en México se está abusando del toro de carretilla que acomete como si fuera de pilas, de baterías, de cuerda y eso no emociona nomas que al asistente al que le han distorsiona la verdad con escritos y palabras que cumplen con compromisos personales de quien las emite que de una realidad taurina. Válgase un sencillo ejemplo que a continuación expongo.
NI TANTITO trabajo le costara a usted quitarle un dulce a un niño, pero… ¿Intente hacerlo con un musculoso y sano joven?. ¿Verdad que no es lo mismo?. Antiguamente esto se resumía con un… ¡El toro de cinco, y el torero de veinticinco!. Hoy al parecer ya se reinstaló el… ¡Toro chico y billete grande!. A lo que debemos de agregar… ¡Toro chico, manso y de cuerda!, esto acaba con la emoción y la asistencia a los cosos. ¿Los culpables?, todos los arriba mencionados y un poco más, si esto es posible, lo increíble es que todos dicen ser los salvadores y los resultados van pa´atrás, los españoles vienen a tentar, los paisanos a permitir les coman el mandado al no tener ni las más remotas ganas de hacerse millonarios. ¡La cabalgante comodidad actual!… Nos Vemos.
Mi correo electrónico es, pedrojuliojmzv@hotmail.com

Deja un comentario