5 agosto, 2021

VENTURA A HOMBROS… EXCELSA FAENA DE PERERA MALOGRADA CON EL ESTOQUE.

Monumental México. 15a de Temporada.
Ventura cortó dos orejas pero la tarde se la llevó Perera al torear con extraordinario valor y reposo al sobrero que regaló, lo que lo proyecta para compartir el sitio de consentido de esta plaza. El Payo brindó una aseada tarde para cortar una oreja. Arturo Saldívar mostró argumentos para ser contemplado en estos carteles. El palco del Juez trató de compensar sus habituales errores.

Monumental México. 15a de Temporada.
Ventura cortó dos orejas pero la tarde se la llevó Perera al torear con extraordinario valor y reposo al sobrero que regaló, lo que lo proyecta para compartir el sitio de consentido de esta plaza. El Payo brindó una aseada tarde para cortar una oreja. Arturo Saldívar mostró argumentos para ser contemplado en estos carteles. El palco del Juez trató de compensar sus habituales errores.
Ante más de 35 mil aficionados, la plaza lució un ambiente de fiesta con estupendo clima. Se lidiaron 9 toros queretanos, 7 de Barralva para los de a pie fijos y algunos débiles; y 2 de Garfias buenos, que sin justificada razón, sustituyeron a los de 4 Caminos, formalmente anunciados.
El luso-sevillano Diego Ventura lució gran monta. En su 1o se mostró muy de prisa y haciendo excesivos gestos de arrebato al clavar banderillas, rejones y el quite del teléfono. Saludó en los medios, tras matar de un espadazo trasero y el juez negarle la oreja que él mismo solicitaba. En su 2o clavó de inicio dos pésimos rejones pero remontó con certeras banderillas y mató de entera trasera, y cuando el público pedía una oreja, el Juez Ruiz Torres le otorgó dos, mismas que fueron rechazadas por la concurrencia para dar vuelta entre divisiones.
Octavio García “El Payo” se vio voluntarioso con la capa y dominador de muleta. Mató de entera y le concedieron una benévola oreja que tuvo que regresar por las protestas y dar vuelta entre división. En su 2o se acomodó para muletear por ambos lados con el reconocimiento popular. Mató de entera y un descabello. Petición de oreja negada y vuelta.
El aguascalentense Arturo Saldívar pegó muletazos de trazo largo y espigado comunicando con la gente, perdió algún premio por pinchar y se conformó al saludar en los medios. Con su segundo padeció un vergonzoso tercio de banderillas de su cuadrilla. Por voluntad no paró ante un toro rajado. Mató de pinchazo y entera.
Lo más distinguido lo hizo el extremeño Miguel Ángel Perera al mostrarse en los tres que mató con mucho valor, mando, reposo y con extraordinario juego de muñecas pero pésimo con el estoque. En su primero se desconcertó cuando recibió un golpe con una banderilla en el ojo derecho. Se vio forzado a regalar un sobrero, y vaya faena que nos dio. Mostró un extraordinario dominio y fijeza de pies, aunado al valor y reposo que puso en ebullición los tendidos. Pinchó en demasía y la faena no fue premiada con trofeos, aunque con lo baratos que están las orejas en esta plaza, poco debe de importar, pues Perera demostró de qué está hecho.

Deja un comentario