23 julio, 2021

EL COMENTARIO TAURINO DE JOSÉ LUÍS ESPAÑA.

RESUMEN DE SAN MIGUEL… Queridos amigos, este fin de semana se han venido celebrando los festejos de la Feria de san Miguel, sevillana. Una feria que en esta edición ha tenido una corrida más, por la falta de fechas entre la Semana Santa y la Feria de Abril, que acertadamente no se había cerrado en cuanto a toreros, para poner los más interesantes de la temporada.

RESUMEN DE SAN MIGUEL… Queridos amigos, este fin de semana se han venido celebrando los festejos de la Feria de san Miguel, sevillana. Una feria que en esta edición ha tenido una corrida más, por la falta de fechas entre la Semana Santa y la Feria de Abril, que acertadamente no se había cerrado en cuanto a toreros, para poner los más interesantes de la temporada.
De los 19 toros que han saltado al albero de La Maestranza, apenas podríamos haber reunido una corrida con un solo sobrero. Dos de José Luís Pereda, tres de Torrealta y dos de El Pilar. Siete toros de 19, no son muchos, algo más de dos toros por tarde, aunque tal y como están saliendo la mayoría de los festejos, que embistan dos reses cada tarde, en muchos casos, hay que darse por satisfecho.
En cuanto a los matadores El Cid, Talavante y Curro Díaz, han paseado una oreja, con una petición insistente de la segunda al torero de Linares, que realizo una gran faena al primer toro de El Pilar. Buena labor de El Juli, que estropeó con la espada, a otro toro de El Pilar.
Destacó, como es costumbre esta temporada, la cuadrilla de a pie de Manzanares: Trujillo, Curro Javier y Luís Blázquez, además de los montados Chocolate y Barroso. También saludaron después de banderillear a sus astados Alcalareño, Javier Ambel y Vicente Herrera y el picador de la cuadrilla de El Juli, Diego Ortiz.
Una sola presentación en Sevilla, la del madrileño David Mora, la tarde del viernes 23. Por último decir que el público que acudió a esta edición de San Miguel, llenó en algo más de media plaza en el primer festejo del viernes; tres cuartas partes del aforo se vieron cubiertos el sábado 24 y casi se llenó la plaza en la última de las corridas.
Este fue el resumen de las tres tardes:
El viernes 23, con toros bien presentados y de poco juego (mejores 4º y 6º), de José Luís Pereda y algo más de media entrada, hicieron el paseíllo en el 26º festejo de abono, Iván Fandiño y David Mora, que se presentaba en el coso baratillero, considerados los toreros revelación de esta temporada, acompañados del camero Esaú Fernández, que ha toreado poco después de su exitosa alternativa en la pasada feria abrileña hispalense. Ninguno pudo lucir su toreo, en parte por la deslucida corrida de Pereda. Fandiño nos dejó un toreo muy firme con su lote, David Mora demostró que posee el don de la elegancia y del buen gusto y Esaú Fernández quiso no defraudar, y estar a la altura de las circunstancias, aunque le falto cierto reposo.
El sábado, con tres cuartos de entrada, solo la mitad de los toros embarcados en “El Toñanejo” de Torrealta, dieron alguna opción a sus matadores. El Cid le corto una oreja justita a su primero, dejando la impronta de faltarle algo a su labor, mientras que Talavante realizó una exquisita faena al noble 6º, obteniendo un merecido trofeo. Castella, por el contrario, con el potable 2º, se mostró con una apatía que ha sido el común denominador de su temporada.
Y ayer se lleno el coso maestrante, para ver una corrida de El Pilar, que comenzó muy bien, con dos toros nobles y colaboradores, pero que se torció con los restantes, que salieron mansos y peligrosos, incluido el sexto, un sobrero de Salvador Domecq. Con este material Curro Díaz, a su primero, le realizo una gran faena artística, con torrentes de buen gusto, coronada con una buena estocada, de la que rodó el toro sin puntilla, y que el Usía no considero de dos orejas, escuchando una gran bronca, al conceder solo un trofeo. La sapiencia de El Juli se puso de manifiesto en el primero de su lote y bordo el toreo por los dos pitones, perdiendo las orejas por el mal manejo de la espada. Manzanares estuvo toda la tarde en torero, pero sin poder lucirse por el mal lote que sorteó.
Y mientras se celebraba la sanmiguelada, en Barcelona se consumaba la mayor tropelía política a la Fiesta Nacional, de los últimos tiempos, auspiciada por los nacionalistas catalanes y con la hipocresía del Gobierno central mirando hacia otro lado, para dorar la píldora de los votos catalanistas. La monumental de Barcelona celebraba los festejos de la última Feria de la Merced, con grandes éxitos el sábado de Morante, El Juli y Manzanares saliendo a hombros y la apoteosis de José Tomás, ayer, que corto dos orejas saliendo también a hombros de la plaza, en compañía de Serafín Marín que desorejo a “Dudalegre” el último toro de la Monumental barcelonesa, Juan Mora saludo al final de sus faenas. y el picador de la cuadrilla de El Juli, Diego Ortiz.
Hasta el lunes, queridos amigos, y que Dios reparta suerte.

Deja un comentario