EL DESBARAJUSTE TAURINO MEXICANO VA A SALVAR A NUESTRA FIESTA.

MUY CIERTO que fueron varias las horas que le di vueltas al asunto ese de que nuestros nunca bien ponderados diputados quieren acabar con las corridas de toros, y tienen razón en pensar de esa manera, su escases de cerebro no les permite pensar que EL DESBARAJUSTE TAURINO MEXICANO VA A SALVAR A NUESTRA FIESTA. Veamos porque lo digo.
EN MÉXICO es rarísimo ver una plaza con temporada establecida, la gran mayoría de los festejos se dan en ferias y por todos es conocido y sabido que a un festivo pueblo sin toros no va la gente. Así de fácil y llámese como se llame la ranchería, poblado o ciudad, la fiesta brava “viste” a toda feria.
CON LOS dineros que genera una feria muchas veces la economía local se recobra y por lo tanto año con año los habitantes, y comerciantes, del lugar están esperando llegue la fecha de echarse a sus bolsillos un bienvenido dinero que en los meses anteriores no lo obtienen tan rápido y seguro. En veces más, en veces menos, pero como dicen por muchos lugares… ¡¡¡Onde andas Pancha!!!. Sinónimo de que el dinero andaba fuera y ya regresó.
ALGO SIMILAR decía en escritos pasados, las abrileñas ferias de San Marcos aquí en Aguascalientes y la de Texcoco, la de enero en León, Guanajuato, la de Guadalajara en octubre, la de Pachuca en estos días, la de noviembre en Tlaxcala capital, y tanta y tanta más que se dan a lo largo y ancho de nuestro territorio nacional de acabarse sería un mercantil suicidio asistido en estos lugares por aquellos que, se supone, deben velar por sus patrones, por quienes les pagan, el pueblo.
EN UN pasado no muy lejano, cierto alcalde me envió con su jefe de comunicación para que él me hiciera el favor de facilitarme una copia del reglamento taurino vigente en esta ciudad puesto que su servidor hizo, desde ese año, un pequeño extracto con los principales artículos y se regalaron los días de corrida 55 mil cuadernillos repartidos en el serial, grande fue mi sorpresa cuando el mencionado funcionario me contesto… -“No lo tengo, sácalos del de Madrid, ese está en mi auto”.- Hoy este personaje es diputado y por cierto siempre se quiere colar al callejón, es lo que más hace por la fiesta.
EL PROBLEMA en Coahuila con los legisladores Juan Manuel Villegas y Francisco Tobías, es muy claro, se trata de una venganza para perjudicar al propietario del coso de la capital de ese estado, ganadero también, Armando Guadiana Tijerina, y el gobernador electo ha declarado haber tenido diferencias con él, sin embargo confiesa que él “fue taurino”.
PERO DEFINITIVAMENTE no creo prosperen las propuestas de los chambelanes de Lucifer, los diputados Christian Vargas que al parecer solo quería exhibir su corrientes cerebral cuando atacó a la fiesta y el tiro le salió por la culata, el de Coahuila, y una señorita zacatecana, Diana Galaviz, a la que su memoria no le permite recordar que su estado fue el mayor, y mejor, proveedor de ganado de lidia en México en el siglo pasado, cuando ella todavía no nacía, pero esto demuestra lo desorientada que esta para ocupar cargos que competen a su estado y/o municipio al desconocer la historia de su terruño. Palabra que a estos personajes les hace falta algo de pintura… solo eso puesto que ya son unos verdaderos payazos incapaces de resolver otro tipo de problemas… Como la pobreza y el hambre que sufren muchos paisanos y ahora salen con “la jalada” de querer desaparecer fuentes de empleos.
APUESTO A que la fiesta no desaparece, los únicos que lo pueden hacer son los mismos toreros al aceptar prestarse a lidiar becerros en lugar de toros, cosa y situación ya muy común en nuestra nación.
EL DESBARAJUSTE TAURINO MEXICANO VA A SALVAR A NUESTRA FIESTA… Nos Vemos.

Deja un comentario