30 octubre, 2011

GRAN ÉXITO DE LA 1ª DE CALAVERAS… FAENA CUMBRE DE TALAVANTE.

Cuando la kilométrica tarde venia marchando entre marcados altibajos a consecuencia primero del poco juego que estaban dando los toros de Celia Barbabosa y las fallas a espadas de los toreros, iniciando con un preámbulo de un fracaso estrepitoso, finalmente ésta se enderezo, cuando le obsequiaron, no con pocas reticencias, un séptimo sobrero de la lidia ordinaria, a el extremeño Alejandro Talavante, cuya sensacional faena puso a gravitar la Monumental, cuando a base de su genial espíritu fecundo y creativo, fue sobando al toro Atrevido de nombre, emulo del toro blanco de Osborne inmortalizado por el recién desaparecido Antonio Chenel Antoñete, el año del 75 en Las Ventas, cuando de inicio este otro Atrevido empezó acudiendo a las telas de forma descomp

Cuando la kilométrica tarde venia marchando entre marcados altibajos a consecuencia primero del poco juego que estaban dando los toros de Celia Barbabosa y las fallas a espadas de los toreros, iniciando con un preámbulo de un fracaso estrepitoso, finalmente ésta se enderezo, cuando le obsequiaron, no con pocas reticencias, un séptimo sobrero de la lidia ordinaria, a el extremeño Alejandro Talavante, cuya sensacional faena puso a gravitar la Monumental, cuando a base de su genial espíritu fecundo y creativo, fue sobando al toro Atrevido de nombre, emulo del toro blanco de Osborne inmortalizado por el recién desaparecido Antonio Chenel Antoñete, el año del 75 en Las Ventas, cuando de inicio este otro Atrevido empezó acudiendo a las telas de forma descompuesta y violenta.
Sin embargo, y por eso es tan grande el toreo, la inteligencia y el bagaje del esteta de Badajoz, fue sometiendo al toro, fue ahormando la testera de la res hasta extraerle el gran fondo de nobleza y bravura que llevaba dentro, hasta cuajarle una gran faena, plena de torería, de improvisación, de temple, de gusto, donde el ingenio y talante de Talavante, sometió al engaño a la res, hasta terminar embriagándose de torear no solo en redondo, también en remates de su inspiración, de arrucinas con su propio sello, con valentía que le permitió aguantar con firmeza las lentas embestidas de la res, para deletrear el toreo, convirtiendo al embudo de la López Mateos en un verdadero manicomio, y todo por una faena de igual o quizá mayor intensidad a la realizada la feria pasada a Niño Bonito de Mimiahuapam.
Y luego que ya había consumado su obra maestra, que había dejado indeleble la grandeza del toreo que unos pocos incautos intentan abolir, en el centro del ruedo cito a recibir, señalando un pinchazo, mas como es un torero de convicciones, repitió la suerte sepultando en su totalidad el acero, haciendo explosión el graderío de la Monumental, que extasiados se emocionaron viendo como se negaba a morir el bravo y noble Aventurero, impulsado por la gran bravura de su sangre de toro bravo. Ante unánime petición se le otorgaron las orejas, recorriendo la circunferencia acompañado del ganadero Carlos Barbabosa. Al final Talavante, abandono el coso izado a hombros de entusiastas aficionados, mientras que al toro se le premio con vuelta al ruedo a sus despojos. Y eso que con muchas reticencias del apoderado se acepto el regalo.
Pero antes, con su primero, ya había dado muestras de su tauromaquia fresca y repleta de pinceladas de arte, de esculturas vivientes, de momentos de gran emoción, como cuando su enemigo le condujo a meterse entre los pitones, y de no haber pinchado, en sus manos habría caído un apéndice, ocurriendo lo mismo en la temeraria segunda faena, permitiendo que el toro le acariciara los mulsos en su parte frontal, u otras veces, los alamares de su casaca, sin alardear a las alturas, todo con la sobriedad de una primera figura como es Talavante.
Se lidiaron un toro de Begoña para rejones, bien presentado y manejable. Siete de Cela Barbabosa, de aceptable presentación, algunos con poco brío, desiguales en el castigo, sobresaliendo el sexto por su nobleza y el primer sobrero por su buen fondo de calidad y bravura, mereciendo la vuelta al ruedo sus restos. Y uno del Junco que no sirvió.
Ante la imposición de un primer espada que les ha salido caro, fracaso rotundamente el rejoneador Gastón Santos, que sin ambición, sin sitio, sin profesionalismo, jamás se empeño en sacarle provecho a un toro de Begoña que infinidad de veces puso en serios predicamentos al rejoneador, alcanzando muchas veces los cuartos traseros del único caballo utilizado para los tres tercios, en una acción inusitada y carente de vergüenza y profesionalismo. Lo mismo ocurrió ocho días antes en Guadalajara, donde incapaz de matar a un buen ejemplar de San Isidro, le dejo ir vivo a los corrales. Ayer mato de varios rejonazos de muerte y un último en la tabla del cuello.
Joselito Adame por desgracia ha visto como se ha roto su racha de triunfos que traía, y todo por el mal uso de la toledana. A su primero bien le pudo haber cortado una oreja, resumiéndose a escuchar solo palmas. Con su segundo ha estado muy por encima de las condiciones del socio, retirándose a tablas escuchando palmas. Le obsequiaron un octavo sobrero del Junco, huacalón, de feas hechuras, caballón y de amplia cuna, que al final resulto manso huidizo, pegando arreones y sin clase, exponiendo siempre Joselito en su afán de triunfar.
En cuanto a la actuación de Mario Aguilar, primero le correspondió una verdadera prenda a la que intento en todo momento someter, sin conseguirlo. Fue un toro muy malo y fuerte. A su segundo le corto una valiosa oreja, por una faena entendida, enrazada, de mucha actitud, que brindó a Octavio García “El Payo”, logrando brillantes momentos con la muleta, cuando muy entonado corrió la diestra con temple y clase, matando certeramente. Al final el público le despidió con muchas palmas que el muchacho agradeció en todo momento.
Finalmente, el director operativo de Espectáculos Taurinos de México, matador Ricardo Sánchez, comento a un servidor que el diestro galo Sebastián Castellá no podrá actuar hoy en la primer corrida de toros que organiza esta empresa en Mérida, al encontrarse enfermo, indicándonos que se citó a una conferencia de prensa en esa blanca ciudad, donde estuvieron presentes, tanto el representante de la empresa Juan Carlos López de los Reyes, como el apoderado del torero Luis Manuel Lozano, y el médico de cabecera del torero francés, para dar a conocer los motivos de su ausencia.

Deja un comentario