5 agosto, 2021

EL COMENTARIO TAURINO DE JOSÉ LUÍS ESPAÑA.

Queridos amigos, si faltaba algo para que el invierno taurino comenzara, las lluvias de la semana pasada, y las que se esperan para esta, que dicho sea de paso, han venido y vendrán de perla al campo bravo andaluz, han traído la confirmación de una época del año que gusta mucho a todos los aficionados en general, y a los toreros y ganaderos en particular.
Estas aguas abren la esperanza, para que la otoñada aun no se dé por perdida y pueda ser un buen año de hierba que alivie los bolsillos de los castigados ganaderos, unos ganaderos que han conocido con preocupación y asombro, el comunicado que han emitido las siete plazas más importantes de Francia, acordando por unanimidad, la reducción del 20% en los honorarios de los toreros y ganaderos.

Queridos amigos, si faltaba algo para que el invierno taurino comenzara, las lluvias de la semana pasada, y las que se esperan para esta, que dicho sea de paso, han venido y vendrán de perla al campo bravo andaluz, han traído la confirmación de una época del año que gusta mucho a todos los aficionados en general, y a los toreros y ganaderos en particular.
Estas aguas abren la esperanza, para que la otoñada aun no se dé por perdida y pueda ser un buen año de hierba que alivie los bolsillos de los castigados ganaderos, unos ganaderos que han conocido con preocupación y asombro, el comunicado que han emitido las siete plazas más importantes de Francia, acordando por unanimidad, la reducción del 20% en los honorarios de los toreros y ganaderos.
El asombro de estos ganaderos viene motivado porque, según algunos de ellos, estas reducciones y mas, no son nuevas para los criadores de bravos, pues se vienen dando durante las dos últimas temporadas en el ganado que compran los empresarios para organizar festejos en el territorio español.
Bien es cierto que el comunicado francés hace hincapié en que estas rebajas se aplicaran a las principales corridas de toros, que sobrepasen los 60.000.-€.
Los toreros ya han hecho oír su voz a través de un comunicado emitido por la Unión de Toreros, en el que muestran, claro está, su total desacuerdo con la decisión de los siete empresarios de plazas francesas.
En uno de sus puntos dicen textualmente: “…es de pura demagogia, situar la razón del problema en los honorarios que perciben las figuras del toreo, cuando son muchas las partidas de gastos que afectan al espectáculo, y ninguna de ellas tan justificada como la que corresponde al dinero de los que se ponen delante del toro”.
Se les olvida a estas figuras, que poco podrían ganar ellos si no hay un toro en la plaza que valore lo que realizan en el ruedo.
Así mismo, se les olvida, tanto a los empresarios franceses como a los toreros españoles, acordarse del aficionado que es quien realmente sufraga todo el tinglado, recibiendo la mayoría de las veces muy poco a cambio.
Reconozco que en los tiempos que corren tenemos que apretarnos el cinturón todos los que formamos parte de nuestra fiesta. Pero TODOS: ganaderos, toreros, administración, personal, empresarios y cualquiera que cobre del toro, pues siempre les toca a los espectadores rascarse los bolsillos para comprar una entrada, en muchas ocasiones, a precios de escándalo, con lo que cada vez hay menos aficionados en los tendidos.
Me parece bien que se traten de rebajar los gastos en un 20%, pero siempre que en ese mismo porcentaje se cifre la rebaja en el precio de las localidades. Todo lo demás son componendas de unos y otros.
Hasta el lunes y que Dios reparta suerte.

Deja un comentario