25 julio, 2021

LOS PUYAZOS DE SERGIO.

El coso de mayor importancia en el atlas del toro está en oferta; sí, no se vende, empero se ha propuesto en concurso su administración para que se convoquen las empresas interesadas y presenten proyectos de trabajo que garanticen su funcionamiento durante los venideros tres años.
Es la Plaza de Toros Monumental de Madrid, que terminado el contrato con la anterior empresa, sanamente se ha lanzado a una competencia, tal vez leal, entre los organismos taurinos dedicados, de modo integral y profesional, a organizar la “fiesta nacional”, cuya figura representa demasiado en la vida de España cultural y económicamente hablando

El coso de mayor importancia en el atlas del toro está en oferta; sí, no se vende, empero se ha propuesto en concurso su administración para que se convoquen las empresas interesadas y presenten proyectos de trabajo que garanticen su funcionamiento durante los venideros tres años.
Es la Plaza de Toros Monumental de Madrid, que terminado el contrato con la anterior empresa, sanamente se ha lanzado a una competencia, tal vez leal, entre los organismos taurinos dedicados, de modo integral y profesional, a organizar la “fiesta nacional”, cuya figura representa demasiado en la vida de España cultural y económicamente hablando, asunto de lo que son consientes los propios ibéricos, por lo que se desemboca en un espectáculo de primer nivel, profesional y preocupado por garantizar la continuidad de tal, cuidando, entre otras cosas, a sus nuevos valores y a los ya consolidados, desde un punto de vista despejado, positivo y apoyándose en estructuras funcionales para todos los involucrados, y jamás en tendencias personalizadas, como está sucediendo en nuestra nación, en donde tiene mayor precio el gusto y comodidades de figuras extranjeras, que la valía de la misma fiesta, rica que está solamente en historia y de lo cual en algo se mantiene con vida. Para ofrecer algún atractivo descuento a los interesados, la Comunidad de Madrid, “dueña” del bello edificio, bajó hasta un millón de euros el canon, quedando este en dos y medio de la cotizada moneda.
Allá de asuntos enredosos de contaduría, atraen a los aficionados algunos puntos del contrato que habrán de rubricar los arrendatarios y arrendadores. Entre ellos las especificaciones de operación durante el tiempo que “la trabajen”. Por ejemplo, se subraya el número de corridas que han de proponer al año y cuántas de éstas tendrán que ser durante la feria de San Isidro; en otra hoja se apuntala que la empresa habrá de contratar a los diestros que hayan triunfado en los tres años anteriores en cosos de primera, así nacionales como internacionales. Esta cláusula beneficia a varios espadas jóvenes mexicanos, sobre todo; irónico asunto cuando en su propia patria muchas veces, como atención a sus éxitos, son tomados de peligrosos y los meten en la congeladora o les dan pésimo trato –ejemplo reciente, Joselito Adame-.
Pero acaba de concluir la campaña europea, al momento que el blanco frío invade los terrenos, sin embargo la actividad taurina no cesa y el Club Financiero Génova designó a Ignacio Garibay, Joselito Adame, Arturo Saldívar y a los novilleros Sergio Flores y Diego Silveti, como ganadores del X premio “Mejor Recuerdo de la Feria de San Isidro 2011”, cuyos gallardetes tomó en sus manos el gobernador de Aguascalientes Carlos Lozano de la Torre, amparado por los muros de la embajada mexicana en España.
Igualmente, el pasado 20, en el círculo de la conmemoración de la Revolución Mexicana, de la que manó harta sangre pero no proyectos políticos honestos que hayan generado cambios verdaderos, Felipe Calderón, persona a la que teóricamente el pueblo le paga para que administre y represente los bienes todos de la patria, se acordó que este glorioso y sufrido pueblo tiene fiesta taurina –ya hoy más de toreros y ganaderos que brava y para los aficionados-, y entregó reconocimientos a varios de nuestros diestros, faltando algunos que realmente lo merecen y apersonándose otros que no tanto.
Notable es que el primer mandatario haya galardonado a coletudos y deportistas, sin embargo también, y esto como irónica contrapartida, que no haya sido capaz de, a través de las instituciones correspondientes, resolver conflictos heredados por su propio partido.
El campo, condenado a no producir cuando el sentimentaloide Lázaro Cárdenas lo atomizó en miserables parcelas, sigue siendo un recurso infalible para chantajear sentimentalmente a la comunidad rural con “proyectos” populistas que garantizan formidable cantidad de votos para quienes tiene la gigantesca batuta para dirigir al país, pero nunca para realmente hacerlo productivo.
La fiesta –teóricamente brava- es el espejo nítido y fiel de la situación política de lo propuesto como uno de los mil ejemplos que hay; nuestro sistema, obsoleto pero cómodo para los que manejan los hilos de la gran marioneta, está condenado a no producir toreros profesionales, mas sí para chiquear a placer a casi todos los que lleguen del viejo mundo.
Esto muy a pesar de que los jóvenes hayan recibido preseas de la propia mano de Felipe Calderón ¡Máximo mandatario de la nación!

Deja un comentario