2 agosto, 2021

LOS VIAJES AL DISTRITO FEDERAL… INESPERADO E INEXPLICABLE LO DE ANGELINO.

SERIO RECLAMO y/o protesta… Soy creyente practicante de la Iglesia Católica, “cómodo y convenenciero”, y según la costumbre, cuando en un grupo de taurinos viaja a los toros a la ciudad del Distrito Federal lo primero que hacen es ir a La Villa, a postrarse ante la Virgen de Guadalupe, yo fui a la dominical corrida y a la incomodísima visita religiosa. Increíble la cantidad de personas que desde el amanecer atiborran los lugares circunvecinos, a tal grado que es misión imposible entrar al recinto. Cuestión actual por la cercanía con el 12 de diciembre que se le festeja a la morena habitante de ese recinto. Ore a muchos metros del lugar, misión imposible entrar al recinto.

SERIO RECLAMO y/o protesta… Soy creyente practicante de la Iglesia Católica, “cómodo y convenenciero”, y según la costumbre, cuando en un grupo de taurinos viaja a los toros a la ciudad del Distrito Federal lo primero que hacen es ir a La Villa, a postrarse ante la Virgen de Guadalupe, yo fui a la dominical corrida y a la incomodísima visita religiosa. Increíble la cantidad de personas que desde el amanecer atiborran los lugares circunvecinos, a tal grado que es misión imposible entrar al recinto. Cuestión actual por la cercanía con el 12 de diciembre que se le festeja a la morena habitante de ese recinto. Ore a muchos metros del lugar, misión imposible entrar al recinto.
NATURALMENTE QUE pedí por mi familia, por mi preciosa tercia de nietos recién nacidos y por los grandotes también, por sus papas y todos los que me rodean, por mis amigos y enemigos, al fin sabemos que el pedir no empobrece, “cómodo y convenenciero” ya lo decía, pero que pena las condiciones en las que los visitantes dejan los alrededores de la Basílica. Qué pena que confundan ese lugar con un bote de basura, la tiran donde les da su gana, espero regresar un día no muy lejano y pedir la Virgen nos haga el milagro de darles un poco de visión a los que acuden y alcancen a distinguir el lugar donde deben de dejar lo que ya no utilizan. Y nos vamos al toro…
PUES BIEN podemos y debemos de escribir que sobrevivimos a este relampagueante viaje a la capital mexicana. Sobrevivimos al espantoso frio y a la pertinaz llovizna que por poco nos congelan, al aire que pinchaba nuestras mejillas y manos, mismo que descubriera a Joselito Adame y le causara una cornada barata, “barata” ya que milagrosamente una de sus costillas viró el pitón de “Estudiante” y no penetro en lugares tan delicados como los que tenemos dentro del tórax… Del viaje nuestro. Todo en orden en el trayecto, puntual salida del autobús del grupo, sabrosa platica por breves minutos antes de intentar dormir y al llegar a la periferia del coso más grande del mundo cada quien a buscar donde desayunar, les pasare un norte a aquellos que no les guste tan temprano alimentarse en los vecinos puestos de la plaza a donde el hiriente aire entra por los cuatro puntos cardinales. Descubrimos que…
A SOLO tres cuadras al sur del coso, en la calle Florida numero 21, la señora Elsa Duran tiene la “Fonda Las Tías”. Palabra que vale la pena ir, ahí es “BLB”, Bueno, Limpio y Barato. Díganlo si no es así. Dos órdenes de huevos con tocino, frijoles, cuatro tazas de humeante y rico café, cuatro sopes muy bien servidos y todo por 80 pesotes. Quede tan satisfecho y a gusto que por lo mismo no he dudado en pasarles el norte, siempre que llegaba a la plaza a temprana hora batallaba mucho en encontrar un lugar como ese, de hoy en adelante cuando regrese y alguien me busque ya sabe dónde encontrarme.
LO DE el restablecimiento de Joselito Adame. Va por buen camino, tan bien que entre hoy y mañana le darán el alta hospitalaria y estará listo para retomar sus actividades profesionales en dos semanas. Creo que el percance fue a causa del aire que en esos momentos soplaba con fuerza en el ruedo, inclusive al instrumentar el primer cambiado por la espalda Eolo ya se lo había avisado, buscando el triunfo le llevó al arrebato y la cornada no se la perdono el de La Punta.
LO SUCEDIDO a José Luís Angelino es inexplicable. Cierto que nadie esperaba tan desastrosa actuación, José Luís es un excelente torero y por lo mismo nos ha extrañado su desconcertante actuación, un toro a los corrales no es preocupante, suele suceder inclusive a las figuras, preocupante es su desconcentración y su pasividad para no intentar y lograr sobreponerse. Parecía no estar en una plaza, nos dio la impresión que su mente estaba en otro lado y ahora va a tener que enfrentar “nadando” las olas del tsunami que el mismo provocó. ¿Se lo perdonara la empresa?. Dificilísimo por el lado que lo veamos. Y ya para terminar.
SI VA de visita a La Villa, o a cualquier otro lugar, lleve una pequeña bolsa donde deposite su basura y luego déjela donde debe de ser… Nos Vemos.

Deja un comentario