RAREZAS Y CURIOSIDADES TAURINAS…

A SU paso por Coahuila el torero texano Harper B. Lee trata a Rodolfo Rodarte, un torero muy valiente y un excelente banderillero. De inmediato se busca consumar un mano a mano con Rodolfo en alguna plaza importante de norte como Juárez, Laredo o Monterrey, y el 1 noviembre de 1908 el empresario regiomontano Juan Armas se le ocurre una idea para una de las plazas de Monterrey, Nuevo León. Monta una corrida a la que le bautiza “Primera Competencia Internacional de Toros” con los espadas del momento, Joaquín Capa, “Capita”, representando a España, Harper B. Lee a los Estados Unidos y Rodolfo Rodarte de México, con 6 toros de los Ochoa. Desgraciadamente no se conocen los resultados artísticos de los mencionados festejos.
PANCHO VILLA “torero”… Decía el escritor norteamericano John Reed, “Veinte vaqueros separaban al toro de la manada, lo derribaban y ataban para recortarle los cuernos. Entonces, Pancho Villa, Luis León y todo el que quería, tomaba las capas rojas profesionales del toreo y bajaba a la arena. Luis León, con la cautela del conocedor, Villa tan testarudo y rústico como el toro, nada ligero con los pies, pero rápido como un animal con el cuerpo y los brazos. Pancho Villa se iba directamente hasta el animal que piafaba enfurecido, y lo golpeaba, atrevido, en la cara, con la capa doble y así, por media hora, practicaba el deporte más grande que jamás he visto. Algunas veces, los cuernos recortados del toro alcanzaban a Villa en las asentaderas de su pantalones y lo lanzaban a través del coso; entonces se revolvía y cogía al animal por los cuernos luchaba con él, bañado de sudor el rostro, hasta que cinco o seis compañeros se colgaban de la cola del toro y lo arrastraban bramando y levantando una gran polvareda”.
SAN MATEO… ¡¡¡Al que madruga Dios le ayuda!!! En el año de 1899 los hermanos Antonio y Julián Llaguno González seleccionan, entre centenares de reses criollas, aquellas que por su bravura pudieran ser utilizadas para dar corridas de toros. Para dar a conocer a sus reses, organizaron una serie de festejos en varias plazas de la República, entre ellos una corrida en 1906 en la plaza de San Marcos de Aguascalientes, para el diestro español Ricardo Torres “Bombita” y el matador Fermín Muñoz, “Corchaito”, dando mucho juego a las reses, lo que entusiasmó a “Bombita” y les propuso mejorar su ganado trayendo ganado bravo español de un conocido suyo, el Marqués de Saltillo.
DON ANTONIO viaja a España y su amigo el matador Ricardo Torres le presenta al Marqués de Saltillo, quien lo invita a quedarse en su dehesa por algunos días. Don Antonio, que era un hombre de campo y por lo tanto, muy madrugador, aprovechaba las mañanas para platicar con el mayoral y los vaqueros y tomaba sus notas de ganado existente que tenía el Marqués. Cuando trató la compra de las primeras seis vacas y dos toros, el marqués pidió un alto precio, el cual aceptó don Antonio a cambio de tener la libertad de escoger el ganado. Se cerró el trato y cuán grande fue la sorpresa del Marqués al ver que se había seleccionado de lo mejor que él tenía… ¡¡¡Al que madruga Dios le ayuda!!!
RODOLFO GAONA y su famoso “Par de Pamplona”… En la vieja plaza de toros de esa ciudad, el 8 de julio de 1915 lo logra, el toro pertenecía a la ganadería del Marqués de Saltillo, “Rodillero” dicen algunos que se llamaba el astado, otros lo nombran como “Cigarrito”, Aurelio Rodero fue el artista de la lente, y de la suerte, que captó el momento. El periodista “Cronos” comentó… “La verdad de las cosas es que el mencionado 8 de julio de año citado, alternaron Rodolfo Gaona, Serafín Vigiola, “Torquito” y José Gómez, “Gallito”, en la lidia de toros de Concha y Sierra, llamándose el burel el acontecimiento “Cigarrito” numero 28.
DATOS CONTRADICTORIOS que pasan a segundo término. “Rodillero” o “Cigarrito” es lo de menos, “El Par de Pamplona” es el más famoso y eso es lo que vale, pero… Pero si el destino no pone en esos momentos al señor Aurelio Rodero, Pamplona y Gaona no estarían unidos.
HABILLAS CHUSCAS del pasado… «Matancillas y La Punta… ¡Pá la yunta!… De Presillas… ¡Ni a mil millas!… De Peñuelas… ¡Ni los huelas!… Torrecilla… ¡Maravilla!… De San Mateo… ¡Sí toreo!»… Nos Vemos.

Deja un comentario