24 julio, 2021

EL COMENTARIO TAURINO DE JOSÉ LUÍS ESPAÑA.

LA PASTILLA DE LA VERDAD.
Queridos amigos, un año más las Navidades nos unen a todos, y el mundo del toro no podía ser menos. Los parabienes de los amigos o conocidos que te encuentras en la calle, vienen a recordarte estas fechas, en las que todo el mundo es bueno, y los buenos propósitos inundan los deseos de unos y otros.
Si no puedes verlos personalmente, estas felicitaciones se hacen a través de misivas y “originales” frases que se repiten cada Navidad, cambiado solo, el digito del año. Ahora las cartas o tarjetas postales están en decadencia, abrumadas por los correos electrónicos, o mensajes que recibes en tu móvil.

LA PASTILLA DE LA VERDAD.
Queridos amigos, un año más las Navidades nos unen a todos, y el mundo del toro no podía ser menos. Los parabienes de los amigos o conocidos que te encuentras en la calle, vienen a recordarte estas fechas, en las que todo el mundo es bueno, y los buenos propósitos inundan los deseos de unos y otros.
Si no puedes verlos personalmente, estas felicitaciones se hacen a través de misivas y “originales” frases que se repiten cada Navidad, cambiado solo, el digito del año. Ahora las cartas o tarjetas postales están en decadencia, abrumadas por los correos electrónicos, o mensajes que recibes en tu móvil.
¡Todo va a ser maravilloso para el año que viene!
Lástima que no se invente alguna pastilla que haga poner colorado al que miente, o un artilugio que emita algún sonido estridente, (bien podría ser el pasodoble de Paquito “El Chocolatero) al que desee lo contrario de lo que está diciendo.
Esto, aplicado a todo el mundo. Naturalmente, al mundo del toro, también.
¿Se imaginan como se pondría la calle Sierpes, o El Portón, o El Cairo, o cualquier otro sitio frecuentado por taurinos?
Estoy seguro que muchos pensarían que ha venido una epidemia de sarampión que habría puesto rojo, a la mayoría de los que por estos sitios pululamos, y que todos los móviles se habrían puesto de acuerdo para que sonara el molestísimo politono.
¿Se imaginan como se le hubiese puesto la cara a Ponce, cuando declaró en Quito, que había acudido a la feria de la ciudad ecuatoriana para ayudar a la Fiesta, toreando una corrida donde se ha prohibido la muerte del toro? Los Talavante, Fandi, Fandiño, David Mora y otros, aunque no hablaron, también se les hubiese puesto la cara muy sonrojada, escuchando las declaraciones que hacia su compañero en nombre de ellos.
Otro de los que también habrían cambiado de color, hasta ponerse de un rojo centelleante, sería José Tomas. Bueno, en este caso posiblemente al diestro de Galapagar no le haría nada la pastilla, porque como no habla. A quien sí, le haría efecto es a su portavoz oficial, Salvador Boix, que ¡valla tela! lo que tiene el hombre que soltar por esa boquita, para obedecer las órdenes de su jefe.
En el capítulo de empresarios, también habría muchos que cambiarían de color con bastante frecuencia, y en el nuestro de críticos taurinos, es posible que nos lleváramos bastantes sorpresas de colorido, y a muchos, además, le sonaría Paquito “El Chocolatero” con una fuerza inusitada.
Bueno, amigos, bromas aparte, quiero pensar que todos los buenos deseos que nos enviamos, son sinceros y que el año taurino que viene, será el mejor de todos los pasados. Que triunfen toros y toreros y que los empresarios ganen mucho dinero. Será señal que los aficionados nos hemos divertido. Usted que lo vea.
Hasta el lunes y que Dios reparta suerte.

Deja un comentario