23 julio, 2021

EL ABONO DE SEVILLA.

De nuevo aparecen voces para comentar el abono de Sevilla. Se sabe que el abono de 2012 será similar al de años pasados. Se incluyen las corridas de toros de la Feria, la del Corpus, ocho novilladas picadas y San Miguel en septiembre. El problema es que es un abono caro, difícil de mantener en las actuales circunstancias económicas, con el detalle que ahora se puede ver por televisión toda la feria en el salón de casa. Esta situación ha causado un notable descenso en el número de abonados en las últimas temporadas. La forma de parar esta sangría nos interesa a todos. A la empresa, por razones obvias. A los aficionados, porque está en juego la propia supervivencia de la Fiesta.

De nuevo aparecen voces para comentar el abono de Sevilla. Se sabe que el abono de 2012 será similar al de años pasados. Se incluyen las corridas de toros de la Feria, la del Corpus, ocho novilladas picadas y San Miguel en septiembre. El problema es que es un abono caro, difícil de mantener en las actuales circunstancias económicas, con el detalle que ahora se puede ver por televisión toda la feria en el salón de casa. Esta situación ha causado un notable descenso en el número de abonados en las últimas temporadas. La forma de parar esta sangría nos interesa a todos. A la empresa, por razones obvias. A los aficionados, porque está en juego la propia supervivencia de la Fiesta.
No tengo ninguna opinión concluyente sobre el tema. Tengo claro que las entradas de los toros son caras. Es necesario abaratar costes para intentar bajar los precios. Para ello, todos deben poner algo de su parte. Deben bajar los honorarios los toreros, los ganaderos y quienes sacan algo de la tajada de una corrida. Pero también es preciso que los empresarios ganen menos. Lo que importa es que las plazas se llenen.
Entre las soluciones para abaratar el abono de Sevilla se ha propuesto bajar el número de festejos. No estoy de acuerdo totalmente. Sevilla tiene un abono bien definido. La Feria se compone del Domingo de Pascua, la preferia y la semana de farolillos. Como aficionado no me gustaría que se suprimieran las corridas de preferia, donde llegan ganaderías fuertes y toreros que necesitan buscar su oportunidad. No se olvide que Sevilla debe cumplir con la función de ofrecer oportunidades a quienes torean menos.
También se ha apuntado que deben reducirse novilladas picadas. Es otro disparate. Sevilla es de las pocas plazas españolas que organizan novilladas con picadores, unos festejos altamente deficitarios que se pueden montar gracias a un abono fuerte. Ocurre igual que con los cinco festejos sin caballos de julio. ¿Alguien cree que son rentables? Su carestía se compensa con las posibles ganancias a lo largo del año.
Sólo se me ocurre sacar San Miguel del abono de primavera y hacer un abono con tres festejos en San Miguel y el 12 de octubre, un abono que fuera independiente del anterior. También se podría sacar la corrida del Corpus, que pasaría a ser fuera de abono.
Hay que buscar la forma de bajar los precios sin quitar festejos de preferia, donde insisto aparecen ganaderías duras y toreros en tiempo de merecer, ni novilladas picadas, que son absolutamente necesarias. Puede que la televisión sea buena para la empresa Pagés, pero sería bueno pensar qué ocurriría si no la hubiera, porque muchos abonados han dejado de sacarlo porque, además de caro, pueden ver los festejos en su casa. El tema da para muchas reflexiones, pero quiero dejar clara mi opinión sobre que no es bueno tocar ni la preferia ni las novilladas con picadores. Se podría hacer otro abono en San Miguel y estudiar la manera de abaratar los costes.

Deja un comentario