EL COMENTARIO TAURINO DE JOSÉ LUÍS ESPAÑA.

PADILLA: LA FUERZA DE UN CICLON.

El próximo día 7 de febrero, se cumplen cuatro meses de la terrible cornada que sufrió el diestro Juan José Padilla en la plaza de la Misericordia de Zaragoza. El pasado viernes, una nube de fotógrafos y compañeros de los medios de comunicación, esperaban al diestro en el Hotel Colon de Sevilla, donde tenía convocada una rueda de prensa para anunciar la buena nueva de su reaparición en Olivenza, el día 4 de Marzo, acartelado con Morante de la Puebla y Manzanares, que estoquearan una corrida de Núñez del Cuvillo.

Atrás han quedado muchas cosas. Horas de mucho sufrimiento en operaciones interminables, días de dura rehabilitación y bastantes momentos de una lucha sin cuartel contra el desanimo. Atrás han quedado las lagrimas derramadas por un torero macho que ha forjado su carrera a base de cornadas y sacrificio, muchos sacrificios. Todo eso ha quedado atrás, pero lo que le espera tampoco va a ser fácil.

El torero jerezano entró en el salón de la convocatoria, repleto de compañeros de todos los medios, con prisas por dar las gracias. Recorrió el corto espacio hasta la mesa donde le esperaban decenas de micrófonos, agradeciendo a todos la presencia en la rueda de prensa. Agradecimientos que hizo extensivos a sus amigos, a la afición, y sobre todo, a su familia, de la que aseguro que sin ella no hubiese sido posible su recuperación.

Lucia una delgadez muy torera, llena de vitalidad, un elegante traje de chaqueta y un parche negro sobre el ojo izquierdo, con el que aseguró que se sentía cómodo, y que se había convertido en parte de su vida.

Tuvo palabras de agradecimiento para el Dr. García Perla, Domingo Sicilia y Val-Carrere, que fue el primero que le atendió en la enfermería del coso de Pignateli.

También agradeció a Pepe Cutiño, el ofrecimiento de reaparecer en la plaza de Olivenza, que se ha convertido en plaza importante, donde todas las figuras rompen la temporada española.

Reitero su deseo de que nadie sienta pena por Padilla, ya que “Padilla, vuelve en Padilla” y que le exijan como siempre lo han hecho. No va a pedir ningún trato de favor y actuara cada tarde con todo su repertorio, incluido las banderillas, siempre que lo permitan las cualidades del toro.

La decisión de volver ha sido, según Juan José, una decisión muy meditada y que cuenta con la anuencia de los médicos. Piensa realizar una temporada normal, aunque condicionada a las diferentes revisiones a las que tiene que someterse.

Al torero le brotan las ganas y la ilusión en cada frase que pronuncia.

La preparación física es buena y ya ha matado toros en la Finca de Matilla. La psíquica, va en paralelo, gracias a sus hijos y su esposa, y también, (esto lo dice un servidor), a una fuerza de voluntad dura como una roca.

Nuestros buenos deseos para el “Ciclón de Jerez”, y que Dios reparta suerte.

Deja un comentario