29 julio, 2021

LOS PUYAZOS DE SERGIO.

Cuando Rafael Herrerías lanzó al firmamento el par de carteles con que se halagó el cumpleaños LXVI de la Señora de Insurgentes, no faltaba mucho para que quienes administran el bello coso de Alberto Bailleres, refractario de gustos personales, con domicilio en la Colonia las Flores de la ciudad de Aguascalientes, recorrieran las cortinas al pergamino que contiene el elenco de espadas y ganaderías que intervendrán en la Feria Nacional de San Marcos en su episodio 2012.

Don Rafael organizó para su plaza dos funciones engargoladas consecutivamente, la una el sábado 4 y la otra el domingo 5. El desenlace de éstas ya está sabido.

Cuando Rafael Herrerías lanzó al firmamento el par de carteles con que se halagó el cumpleaños LXVI de la Señora de Insurgentes, no faltaba mucho para que quienes administran el bello coso de Alberto Bailleres, refractario de gustos personales, con domicilio en la Colonia las Flores de la ciudad de Aguascalientes, recorrieran las cortinas al pergamino que contiene el elenco de espadas y ganaderías que intervendrán en la Feria Nacional de San Marcos en su episodio 2012.

Don Rafael organizó para su plaza dos funciones engargoladas consecutivamente, la una el sábado 4 y la otra el domingo 5. El desenlace de éstas ya está sabido.

El pueblo aguascalentense, ahora económicamente “japonizado”, sostiene sus estados de ánimo, valores y orgullos colectivos con entramados de mitos, y ello es aprovechado por quienes están en la peña política.

ETM (Espectáculos Taurinos de México) y el gobierno del estado, mientras el municipal absorbe el personaje de mamporrero, contemplativo y obediente, se abrazan tiernamente para sacar ganancias individualistas de lo que se les entregó construido –don Guillermo “El Cabezón” González, aportó el modelo que Don Livinio Stuyk experimentó exitosamente en Madrid-.

El serial taurino del evangelista Marcos es el más popular de la nación mexicana; consecuentemente es el que más personas lleva a las butacas de la Monumental.

La feria tiene una catalogo de clientes asegurados que pagan el espectáculo alegremente, así no se observen los valores de éste. Lo demás, para ellos es lo de menos.

El sistema lacrado tiene su ruta marcada, aunque ésta sea de sí ignorada por la escasa visión de los que lo manejan, mismos que, ignorantes de la verdadera profundidad, percusión, aportación y rango de la fiesta como patrimonio cultural de las naciones en donde se practica, imponen planteamientos a gusto propio que la mantienen con vida, pero jamás se preocupan, menos se ocupan, en invertirle la parte humana y creativa necesarias para revolucionar su complejo sistema de movimiento que le de la suficiente fortaleza para que no se dañe el dinamismo que le es legítimo e imprescindible en su proyecto natural de crecimiento y mejoramiento.

Así pues, sonriéndose empresa y gobierno, aquel mandó a los medios de comunicación la matricula de quienes partirán plaza en el foro redondo de la Monumental durante el serial abrileño.

Joselito Adame, Arturo Saldívar, Mario Aguilar, Juan Pablo Sánchez, Diego Silveti, Fabián Bárbara y Arturo Macías “El Cejas”, componen el rostro nuevo y esperanzador de la fiesta mexicana.

Fresco elenco que conforma una variedad de figuras en potencia, alrededor de las ya consagradas de la élite universal.

Zotoluco y Rafael Ortega representan la viciada veteranía entre la baraja; sin aportar ya nada útil al espectáculo, estarán por dos cosas: 1-Mantienen una compacta relación comercial con la empresa y 2-Tienen “consumidores”, feriantes los más, que se alegran con sus formateadas labores.

Hermoso de Mendoza, Alejandro Talavante, Sebastián Castella, José Mari Manzanares, mientras tanto, son quienes darán la cara por la península. Subrayando la novedad de que el jinete de Estella se apersonará por vez primera en una feria, dado que las ocasiones en que ha estado en el redondel de la Monumental, ha sido en fechas ajenas a la verbena abrileña.

Sin embargo, nunca completos, empeñados, ciegos, condenados y condenando a los aficionados a ver únicamente la mitad de la fiesta, repetirán en juego villano, casi las mismas ganaderías que se han incrustado sistemáticamente como virus ya hace más de diez años.

ETM tiene una rígida cartera de proveedores de reses para su plaza de Aguascalientes; lista negra que en actitud déspota, dictatorial e insensata se impondrá para la serie a cuenta y cuento.

Así, ufanados y exhibiendo una florida procacidad dijeron que vendrán hierros tales como Teófilo Gómez, Begoña, San Miguel de Mimiahuapam, Bernaldo de Quirós, Xajay, Santa Bárbara Fernando de la Mora, Carranco y Los Encinos.

Acaso salvada por el juego de uno o dos de sus pequeños ejemplares, la finca queretana de Los Encinos pudiera aceptarse, no así, bajo ninguna circunstancia lógica, el resto, encabezado por Bernaldo de Quirós, hierro protagonista de poderosos petardos no solo en Aguascalientes, sino en cuanto escenario ha desembarcado su domesticado ganado.

Y con esta condena del uni-medio encaste –léase mansedumbre- se asfixiará la hermosa posibilidad de que entre los actores, alguno o algunos, de una vez por todas encajen en el terreno profesional la supremacía de una verdadera y genuina tauromaquia, que no es lo mismo a la superioridad en corte de apéndices, en el cual intervienen muchos accidentes como el exaltado y etílico ánimo de los concurrentes, el arrebato populista de algún coletudo satírico y/o la intervención musical del célebre chileno Juan S. Garrido, ahora difunto.

Deja un comentario