1 agosto, 2021

A MANUEL DE HARO… RECORDANDO AL MAESTRO CÉSAR RINCÓN.

A MÍ muy querido amigo el Ingeniero Agrónomo Manuel de Haro González, beneficiario de los conocimientos ganaderos de sus señores padres, de las bondades humanas que de esos genes brotaron por ser hijo de un matrimonio en lo que más hubo fue el amor, amor a sus hijos, amor a sus tierras y amor a la decencia y honestidad en la crianza del ganado bravo. La dedicatoria a un excelente amigo tiene que ser con un escrito de recuerdos de un triunfador pero antes me he permitido solicitar una disculpa pública, van pues estas líneas hasta Apizaco, Tlaxcala. ¡Por ti Manuel!…

A MÍ muy querido amigo el Ingeniero Agrónomo Manuel de Haro González, beneficiario de los conocimientos ganaderos de sus señores padres, de las bondades humanas que de esos genes brotaron por ser hijo de un matrimonio en lo que más hubo fue el amor, amor a sus hijos, amor a sus tierras y amor a la decencia y honestidad en la crianza del ganado bravo. La dedicatoria a un excelente amigo tiene que ser con un escrito de recuerdos de un triunfador pero antes me he permitido solicitar una disculpa pública, van pues estas líneas hasta Apizaco, Tlaxcala. ¡Por ti Manuel!…

A VECES se mete la pata, ayer yo la metí y le adjunte al traspié un dedazo donde no debía. Escribí que la corrida en Zacatecas, donde anuncian a Pablo Hermoso de Mendoza, sería el 25 de febrero y es el 25 de marzo, la culpa es de quien escribe y de nadie más. Mil disculpas y gracias a Antonio de Luna por hacérnoslo ver. Y para que mi moral no decaiga por lo anterior, me voy de inmediato a recordar a un colombiano de fuerte carácter y afición mayor, al Maestro César Rincón.

JULIO CÉSAR Rincón Ramírez nació en Bogotá, Colombia, un 5 de septiembre de 1965, se hace matador de toros el 8 de diciembre de 1982 en la plaza Santamaría, de Bogotá, al lado de “Antoñete”, y José María Manzanares con toros de Vistahermosa. En la plaza México confirma el 31 de julio de 1983, con Pastor de padrino, y el testimonio de Ricardo Sánchez. El toro de la ceremonia se llamaba “Cartujo”, de Mariano Ramírez. Al año siguiente, el 2 de septiembre con reses de Leopoldo y Aurora Lamamié de Clairac, confirma en Madrid, sus padrinos fueron, “Manili” y Pepe Luis Vargas. Después de estos acontecimientos pasó años de pena, de lucha, de hambres, de penalidades morales y familiares y…

EL DÍA, ¡por fin!, 21 de mayo del año de 1991 regresa a Las Ventas compartiendo cartel con “Curro” Vázquez y nuestro paisano Miguel Espinosa Menéndez, “Armillita Chico”. Lidian en esa tarde reses de Baltasar Ibán donde iba el toro “Santanerito”, al que el colombiano le corta las dos orejas, por eso es que la empresa lo toma en cuenta para substituir al día siguiente a Fernando Lozano y alternar al lado de Francisco Ruiz Miguel y Juan Antonio Ruiz, “Espartaco”, con una seria corrida de los potreros de Murteira Grave, y repetir el triunfo al cortarle los dos apéndices a “Alentejo” por lo que gana del derecho de participar el 6 de junio en la corrida de La Beneficencia, mano a mano con José Ortega Cano, astados de Samuel Flores y… volver a salir en hombros de la afición madrileña pues es por todos sabido que cortar dos orejas ahí es la llave para abandonar en volandas el coso más importante del mundo.

RINCÓN SE hace merecidamente de un importante lugar en el escalafón europeo, le llueven los contratos, compra la ganadería El Torreón en España, en Colombia inicia la de Las Ventas del Espíritu Santo, las empresas lo quieren en sus plazas en las fechas importantes, es un triunfador nato.

REGRESA A Madrid a la Feria de otoño, el 1º de octubre, y de nueva cuenta el éxito lo lleva de la mano, en esta tarde le corta un apéndice a su lote, que procedían de las dehesas de Sepúlveda uma su cuarta puerta grande.

AL LADO de Juan Mora y de Emilio Muñoz, el 7 de junio de 1994, es la fecha en que se funden en una de sus mejores faenas, Rincón con “Bastonito”, de Baltasar Ibán, y retoma la senda del triunfo puesto que el año anterior un toro de Marqués de Domecq le había herido gravemente en Sevilla. A “Bastonito” solo le cortó un apéndice pero el 29 de mayo del año siguiente logra su quinta salida en hombros. Tarde en que a un sobrero de Hermanos Astolfi le corta dos apéndices y estaba compartiendo cartel con Emilio Muñoz y Manolo Sánchez.

CINCO SALIDAS en hombros en ese coso, Las Ventas del Espíritu Santo, llevaba el colombiano, el mismo que pasó las de Caín para poder colarse a un cartel y mostrar la pasta de la que estaba hecho, convertirse en un héroe en su país y un ejemplo de tenacidad y profesionalismo para todos los que sueñan con ser figuras del toreo. Pero eso no era el fin de su historia, hubo de levantarse de una grave enfermedad hepática y el así el 25 de mayo del 2005 sumar otra tarde de gloria ya que a los de Alcurrucén, lidiados en esa fecha, les corta oreja por turno en corrida que Eduardo Gallo confirmaba la alternativa y los acompañaba Manuel Jesús, “El Cid”.

CÉSAR RINCÓN, torero con raza, con vergüenza y siempre dignificando la profesión escogida. Conocí y trate bien a don Manuel de Haro Caso y es por eso que al recordar los méritos del colombiano llegaron a mi mente los esfuerzos de este barbado buen hombre, que hereda a sus hijos la difícil tarea de conservar la bravura en el campo mexicano, en sus potreros, en sus terrenos. Por todo esto es que desde estas líneas envío un fuerte abrazo a Manuel, sin escatimarlo para sus hermanos Ignacio y Jorge, con los que llevo amistad, a Pablo y Antonio, posiblemente por la enorme diferencia de edades que les llevo poco traté, pero los incluyo en el reconocimiento por sus similares esfuerzos. A su señora madre, doña Martha, que Dios le de muchos años más para que disfrute a sus hijos y sus logros… Nos Vemos.

Deja un comentario