1 agosto, 2021

EL COMENTARIO TAURINO DE JOSÉ LUÍS ESPAÑA.

¡NI TOMAS SABE LO QUE QUIERE!

Queridos amigos, Don Ramón Valencia y Don Eduardo Canorea, no sueltan prenda de los carteles del abono sevillano, cosa bastante normal en ellos, pero los interesados en estos carteles tampoco dejan asomar ninguna pista que nos dé pie a las adivinanzas.

¡NI TOMAS SABE LO QUE QUIERE!

Queridos amigos, Don Ramón Valencia y Don Eduardo Canorea, no sueltan prenda de los carteles del abono sevillano, cosa bastante normal en ellos, pero los interesados en estos carteles tampoco dejan asomar ninguna pista que nos dé pie a las adivinanzas.

Desde la semana pasada, que parecía que ya estaban desatascadas las combinaciones, con las contrataciones de Morante, Manzanares y Luque para el Domingo de Resurrección, del alicantino y del sevillano para el jueves de farolillos o del acuerdo con Diego Ventura para las dos corridas de rejones, se ha pasado a una calma chicha. Todo está parado de nuevo. Sobre José Tomas, el mutismo por respuesta, después de que estuviera todo prácticamente atado, tanto dineros como fechas, número de corridas y compañeros. Parece ser que el de Galapagar le cuesta un mundo decidirse a dar el “si” a Sevilla.

Si le dan todo lo que solicita, y lo único que le piden a cambio para cerrar los contratos, es seriedad a la hora de contestar definitivamente, y no lo hace, una de dos: o es que el torero no tiene confianza en estar bien físicamente para un compromiso importante como La Maestranza, o bien la confianza no es la física, sino la psíquica, que le impide hacer el paseíllo en una plaza de la responsabilidad de la sevillana.

Me gustaría poder escribir de otro tema que no fuera José Tomas, pues francamente creo que el tema está bastante manido, pero la situación de la Fiesta, necesita de alguien que dé la cara, en sitios importantes y que no maree tanto la perdiz, para que su inclusión en los carteles de un ciclo como el de Sevilla, pueda tirar del abono, y hoy por hoy José Tomas, es el único con esa capacidad, pero claro está, esto no le da derecho a jugar, no solo con los empresario, sino con los aficionados.

¡Ya está bien, torero! El movimiento se demuestra andando, a ver cuando le da una satisfacción a sus seguidores, mostrándose algo más cercano y comportándose como un habitante de la tierra. No dudo en absoluto de su torería, de la importancia de su toreo, que le han convertido en figurón de esto, pero hágase algo más humano y facilite algo mas la negociación con los empresarios, para que le puedan ver en más sitios.

Con lo fácil que es contratarlo para Ciudad Real, Linares o Gijón, o incluso para Pontevedra, con todos mis respetos (y sana envidia) para las aficiones de todas estas ciudades, y que complicado es cuando la contratación es para Sevilla.

Es posible que la respuesta a no venir a Sevilla, sea mucho más fácil que todo esto, e incluso que usted no tenga la culpa de estos dimes y diretes, pero como nadie deja nada claro sobre el tema, yo también tengo derecho a escribir lo que pienso. Tengo derecho hasta de equivocarme.

Hasta el lunes y que Dios reparta suerte.

Deja un comentario