24 julio, 2021

EL COMENTARIO TAURINO DE JOSÉ LUIS ESPAÑA.

EMOTIVIDAD EN LA REAPARICION DE PADILLA.

Queridos amigos, ha terminado una semana en que el protagonismo ha estado en los carteles del abono sevillano, y en la que algunos aficionados han encontrado argumentos en las combinaciones, para justificar su no renovación, a lo que se le añade otro argumento, real como la vida misma, que es la falta de liquidez con que la puñetera crisis nos está azotando.

EMOTIVIDAD EN LA REAPARICION DE PADILLA.

Queridos amigos, ha terminado una semana en que el protagonismo ha estado en los carteles del abono sevillano, y en la que algunos aficionados han encontrado argumentos en las combinaciones, para justificar su no renovación, a lo que se le añade otro argumento, real como la vida misma, que es la falta de liquidez con que la puñetera crisis nos está azotando.

Pero dejando a un lado estos polémicos carteles, el fin de semana ha tenido en el mundo taurino un epicentro bien definido. Olivenza ha convocado a todo el taurinismo, en torno a unos festejos, en los que el empresario sevillano Pepe Cutiño ha sabido combinar, un año más, a buena parte de las figuras del escalafón y una nueva reaparición en su Feria del Toro. El jerezano Juan José Padilla volvió a los ruedos, apenas cinco meses después, de que un toro en Zaragoza le pusiese al borde de la muerte, dejándole unas importantes secuelas, que la raza demostrada de este torero, esperamos que sepa paliar.

El viernes 2, se abrió el ciclo oliventino con una atractiva novillada, en la que Tomas Angulo, Tomas Campos y Álvaro Sanlucar, debutaron con picadores, lidiando utreros nobles y de juego desigual de José Luís Marca, que permitió a los dos primeros coletas obtener una oreja y ovación en cada uno de sus lotes, siendo Álvaro Sanlucar el triunfador al cortar tres apéndices y salir a hombros por la Puerta Grande.

El sábado, se puso el primer cartel de “No hay billetes”, para presenciar una desigual corrida de Garcigrande, en la que El Juli, Perera y Talavante salieron en volandas, después de obtener dos trofeos los toreros extremeños y tres el madrileño.

El domingo por la mañana, con una temperatura ideal para un festejo taurino, (igual que todo el fin de semana), hicieron el paseíllo Enrique Ponce, Antonio Ferrera y Cayetano, para lidiar una corrida de Zalduendo, pareja en presencia y comportamiento. El valenciano corto una oreja en el cuarto con su habitual toreo fácil. Cayetano no estuvo bien con su primero, y cortó una benévola oreja del sexto. El triunfador de la mañana fue Ferrera, que con un paisanaje extremo obtuvo las cuatro de su lote.

Y por fin, por la tarde, llegó la corrida estrella del ciclo oliventino. Con el cartel de “No hay billetes” en las taquillas, se inicio el paseíllo con una enorme ovación y el público puesto en pie. El jerezano estaba muy emocionado y saco a saludar a sus compañeros, que le brindaron la muerte de sus primeros astados. La tarde estuvo llena de emotividad.

Los toros de Cuvillo no colaboraron en exceso y no se pudo redondear una tarde en la que lo de menos fue el espectáculo, este lo pusieron las ganas y la raza de Juan José que cortó una oreja de cada uno de sus toros, saliendo a hombros de El Juli, Talavante, Ferrera y otros compañeros que estaban presenciando la corrida. Morante y Manzanares consiguieron un trofeo por coleta.

En fin, la reaparición de Padilla, ya es una realidad. En las próximas corridas del Ciclón, ya habrá tiempo de analizarlo más exhaustivamente.

Hasta el lunes y que Dios le ayude y reparta suerte.

Deja un comentario