24 julio, 2021

EL COMENTARIO TAURINO DE JOSÉ LUÍS ESPAÑA.

FERNANDO CUADRI, O EL ORGULLO DE SER GANADERO.
Queridos amigos, el pasado jueves tuve el honor, una vez más, de compartir estrado, en una de las Lecciones Magistrales, que organiza Aula Taurina, en el Salón de Carteles de la Real Maestranza, con Fernando Cuadri, un ganadero muy particular, un amigo al que admiro y respeto, en su calidad de ganadero y de persona, con el que he tenido la suerte de compartir más de una conversación y empaparme de su palabra y de su sabiduría. Palabra de hombre sencillo, de hombre cabal, de profesional que habla con una claridad meridiana, para que todos le podamos entender. Habla con la claridad y la franqueza de un hombre bueno.

FERNANDO CUADRI, O EL ORGULLO DE SER GANADERO.
Queridos amigos, el pasado jueves tuve el honor, una vez más, de compartir estrado, en una de las Lecciones Magistrales, que organiza Aula Taurina, en el Salón de Carteles de la Real Maestranza, con Fernando Cuadri, un ganadero muy particular, un amigo al que admiro y respeto, en su calidad de ganadero y de persona, con el que he tenido la suerte de compartir más de una conversación y empaparme de su palabra y de su sabiduría. Palabra de hombre sencillo, de hombre cabal, de profesional que habla con una claridad meridiana, para que todos le podamos entender. Habla con la claridad y la franqueza de un hombre bueno.

Este hombre que nació en Trigueros provincia de Huelva, en el seno de una familia con 8 hermanos y estudio en Sevilla la carrera de Ingeniero Superior Industrial, no solo es un apasionado del toro bravo, también se apasiona con la crianza de otros animales como la de canarios. En el ático de su casa tiene unas perfectas instalaciones que albergan hasta 500 canarios, faceta ésta, con la que ha conseguido un amplio medallero en sus modalidades de oro, plata y bronce, y también tiene un amplio palmares como criador de gallinas enanas y es acreedor de numeroso premios nacionales en la denominada clase “Java”.

Otra faceta suya fue la crianza de gallos de peleas, actividad que dejo hace ya unos cuantos años.

Para finalizar el capítulo de criador, hay que decir que como actividad complementaria desde hace unos años, es ya un “ganadero importante ” en la crianza de ganado manso, sobre todo de la raza Limusin.

Cuando cruzamos por primera vez la monumental portada del Cortijo Juan Vides, nos adentramos en Comeuñas o Cabecilla Pela, pensamos que vamos a conocer una ganadería mítica de reses bravas que pastan en los campos de Trigueros, en la provincia de Huelva. Hemos leído en los libros ganaderos que se compró en 1,954 y que está compuesta por vacas y sementales de un determinado encaste.

Pero en el momento que conoces a su representante Fernando Cuadri y comienza a enseñarte la finca y darte a conocer sus toros, sientes que no estás en una ganadería cualquiera, que no hablas con un ganadero… digamos habitual, sientes que los muros centenarios de sus caseríos te envuelven con unos matices nostálgicos, que te hacen desear conocer con más profundidad los secretos de una vacada singular.

Pero todos estos sentimientos no son solo las piedras y los adobes, los pastos y las encinas. Las praderas de margaritas y las sabanas de lirios y jaramagos que se mezclan bajo las pezuñas negras de los toros negros de Cuadri.

Estos sentimientos también son trasmitidos a través de la palabra, la pasión por el campo y el toro, la seriedad y el respeto que Fernando Cuadri, pone a todo lo que le rodea. Fernando es un hombre que ama el campo como si él mismo fuera campo. Fernando sostiene que hay tanta simbiosis entre campo y persona, que se considera un hombre que pertenece al campo, que ocupa un lugar en él como si fuera una encina más en la dehesa por la que diariamente trabaja.

Claro queridos amigos, que esto no es por casualidad, su padre, que también supo hacer las cosas, le instruyo en lo personal y profesional, le dejo una herencia de cariño y respeto por el toro en general, y especialmente por el que hoy pasta en los campos de Trigueros. Hoy, Fernando, junto a sus hermanos, sus hijos y junto a Jou, su fiel mayoral, crían toros con un encaste propio, crían toros bajo la eterna premisa de la seriedad y el respeto.

Una Seriedad y respeto que le hace decir no, nada menos que a Sevilla. (Este año tendremos la suerte de ver los “cuadri” en La Maestranza, el martes 17 de abril) Estos gestos son el legado de su progenitor, que también dijo no a una reata de animales que, de forma más drástica, mando al matadero después de venir de una corrida en Madrid, en la que sus toros no dieron el juego que de ellos se esperaba.

El pasado jueves escuche a Fernando Cuadri hablar de toro, y de nuevo me enriquecí con su palabra y sus conocimientos.
Hasta el lunes y que Dios reparta suerte.

Deja un comentario