28 julio, 2021

HISTORIA DE LA UNIDAD GANADERA DE BRAVO EN MÉXICO.

Han pasado más de 70 años de historia, desde que aquellos doce grandes hombres de campo se unieron para defender los intereses de los ganaderos de bravos mexicanos y buscar soluciones a sus problemas. Así, en la ciudad de México nace, el 16 de octubre de 1930, la “Unión de Criadores de Toros de Lidia, A.C”, fundada por once ganaderías asociadas…

Han pasado más de 70 años de historia, desde que aquellos doce grandes hombres de campo se unieron para defender los intereses de los ganaderos de bravos mexicanos y buscar soluciones a sus problemas. Así, en la ciudad de México nace, el 16 de octubre de 1930, la “Unión de Criadores de Toros de Lidia, A.C”, fundada por once ganaderías asociadas…

“ATENCO”… Don Manuel M. Barbarbosa Saldaña.
“SAN DIEGO DE LOS PADRES”… Don Juan de Dios Barbabosa Saldaña.
“LA PUNTA”… Don Francisco y Don José Madrazo García Granados.
“MATANCILLAS”… Don Francisco y Don José Madrazo García Granados.
“PIEDRAS NEGRAS”… Don Wiliulfo González y Carvajal.
“LA LAGUNA”… Don Wiliulfo González y Carvajal.
“ZOTOLUCA”… Don Aurelio Carvajal y González.
“PEÑUELAS”… Don Miguel Dosamantes Rul.
“XAJAY”… Don Edmundo y Don Jorge Guerrero Perrusquía.
“QUIRICEO”… Don Eduardo y Don Jorge Jiménez del Moral.
“MALPASO”… Don Antonio Gómez Gordoa.

A finales del mismo año se unieron “Rancho Seco” y “Coaxamaluca” y en 1931 hicieron lo propio “Jalpa” y “Santín”, para llegar a 15 miembros. Cinco años más tarde, en 1936, el entonces Presidente de la República Mexicana, General Lázaro Cárdenas, promulgó la Ley de Asociaciones Ganaderas, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 12 de mayo de ese mismo año, la cual exigía que los ganaderos mexicanos debían unirse en asociaciones de carácter local, regional y nacional…

El 13 de junio de 1946 ingresó, como “Asociación Ganadera de Criadores de Toros de Lidia”, a la “Confederación Nacional Ganadera”, con el número de patente 1639, y le fue asignado como jurisdicción el territorio nacional.

Dos años más tarde, el 26 de octubre de 1948, la Secretaría de Agricultura y Ganadería emitió un oficio: “… no siendo posible de que ustedes formen las tres Asociaciones a que hace referencia la ley respectiva, para integrar una “Unión Regional”, y estando conforme la “Confederación” en que se acceda a lo que solicitan no perjudicando a terceros, esta Dirección, “Dirección General de Ganadería”, no tiene inconveniente a que su denominación sea “Unión de Criadores de Toros de Lidia de México. A.C.”.

En 1967, la misma Secretaría de Agricultura y Ganadería emite el siguiente oficio: “Se expide la presente patente para funcionar a la “Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia”, que venía funcionando como “Unión Nacional”, quedando registrada con esta fecha bajo el numero 1639, con antigüedad del 13 de 1946, fecha inicial de su constitución como “Asociación.”, (A.N.C.T.L.) A lo largo de su trayectoria, los ganaderos mexicanos han sabido apoyarse entre sí y han logrado superar muchos obstáculos, lo que solamente unidos sería posible hacer. Han combatido epidemias que azotaron sus dehesas. Una constante actualización en nuevos métodos de salud y administración de sus haciendas, ha permitido el desarrollo de nuestro toro, sin menoscabo de la libertad de actuar de cada socio. Y los ganaderos se han consolidado como los mejores proveedores de la materia prima para el espectáculo, han promovido y apoyado a los miembros para exportar sus productos y probarlos en plazas del extranjero; siempre se han interesado en obtener buenos alimentos para mejor desarrollo del toro mexicano; han salvaguardado los intereses de todos los ganaderos en las relaciones comerciales que realizan con sus productos; se han caracterizado por ser grandes alentadores de la cultura taurina, dando conferencias y editando material que permita a la afición comprender con claridad el desarrollo del toro en la plaza y han difundido la vida de éste en la intimidad del campo… Nos Vemos.

Deja un comentario