28 julio, 2021

LOS CUATRO LLENOS DE LA SAN MARCOS HABLAN POR SÍ SOLOS.

POR UNA falla de nuestro servidor tuvimos un gran pequeño retraso para compartirles las notas del día de ayer, ni hablar se dan estos casos y palabra que no es pretexto. Tan no lo es así que nos vamos de inmediato a comentar algo de lo sucedido en la cuarta novillada de la temporada en la plaza San Marcos.

POR UNA falla de nuestro servidor tuvimos un gran pequeño retraso para compartirles las notas del día de ayer, ni hablar se dan estos casos y palabra que no es pretexto. Tan no lo es así que nos vamos de inmediato a comentar algo de lo sucedido en la cuarta novillada de la temporada en la plaza San Marcos.

EN PRIMER lugar debo de decir que volvió al centenario coso ese fenómeno que a todos nos tiene contentos, la entrada a reventar. De cuatro tardes van cuatro llenos, uno, el antepasado, con boletaje agotado. Positivo por donde lo queramos ver, la afición de Aguascalientes está dando un ejemplo de taurinismo y si a alguien tenemos que “culpar” me animo a decir que en esto están involucrados los medios de comunicación locales que a diario hablan de toros desde sus diferentes trincheras. Los verdaderos triunfadores sin discusión alguna han sido los asistentes. Pero tenemos que hablar de los actores en el ruedo, los novilleros y “sus enemigos”, los de El Vergel.

SE CORTARON tres orejas, una Garza Gaona y dos Frausto, sin embargo desde mi óptica fue Tulio Salguero quien más torero se vio, su clase lo sacó a flote pero desgraciadamente los errores se pagan caros y él, al cometer uno, lo tiene hospitalizado con una cornada grande que para su fortuna fue limpia. Perdió apéndices por culpa de sus fallos con la espada. Los ejemplares de don Octaviano García Rodríguez, “El Vergel”, indudablemente fueron quienes merecieron, si se me permite llamarlo así, orejas y rabo, al de Salguero se le dio lenta vuelta al ruedo. Lástima que la herida, y que la empresa se dice ya tiene conformadas las cuatro fechas que faltan, no le dé esperanza a repetir, ni modo, suele suceder.

AHORA CON novillos de “La Cardona”, fracción de Jesús Cabrera, hoy propiedad del señor Guadiana, anuncian al local Efrén Rosales, el de Monterrey Alberto Valente y al hispano Martín Campanario… Nos Vemos.

Deja un comentario