PODEROSO CABALLERO ES EL CARISMA, DOTE DIVINO DE EFRÉN ROSALES.

A MEDIADOS de la semana pasada decíamos que dentro de la tercia anunciada para la quinta novillada en la plaza San Marcos, la pasada, veríamos a un jovencito que en veces vende cervezas y refrescos en el graderío de las plazas locales, agregábamos que tiene arte, valor y sobre todo mucho carisma, personalidad, que transmite su quehacer de inmediato y emocionan sus largos muletazos, independiente a tener prominente barbilla y eterna sonrisa. Desde luego que hablaba esa pasada fecha del novillero local Efrén Rosales y ahora él mismo se ha encargado de avalar lo escrito con anterioridad. Vaya lio el que ha armado en el centenario coso este muchacho que la empresa, atinadamente, repite en la sexta del pequeño serial menor. Nuevas sospechas de que el boletaje volverá a agotarse.

UN NUEVO prospecto que puede dar muchos dolores de cabeza a quienes inclusive ya piensan en tomar la alternativa. Las orejas de su primero, y después la espada, le quitaron la probabilidad de llevarse a casa las dos y el rabo del que cerraba el festejo. Y llevando cotizada solo una tarde en el transcurso de todo un año.

CIERTO ES que su servidor piensa que las orejas y los rabos en veces salen sobrando, retazo de bureles diría Manolo Martínez, el largo trazo de sus lances y muletazos, amalgamados con las desesperadas ansias mostradas dieron como consecuencia la total aceptación de los aficionadas, inclusive puedo asegurar que la empresa quedo plena y totalmente convencida que a Efrén hay que darle toros al por mayor, que su pasada inactividad fue injusta y ahora el panorama taurino, del de mentón largo y la constante sonrisa, está más amplio, los tiempos de espera para calzar el terno de luces han terminado. Pero…

PERO LA empresa lo repite el domingo venidero y dicen las personas de campo que quien no asegunda no es labrador. Esto es muy cierto en todos los aspectos de la vida, los éxitos tienen que ser continuos para poder ser alguien importante en nuestra estancia en este a veces cruel mundo, Efrén va a tener que remar muy fuerte para llegar de nueva cuenta a buen puerto y estamos seguros que el hambre de triunfo mostrado en tardes anteriores volverá por sus fueros, Efrén puede ser torero importante, esperamos mantenga el paso y los astados de Rosas Viejas le permitan hacer lo que sabe, emocionar a los aficionados. La tercia la completan el poblano Juan Pedro Moreno y el portugués afincado en Badajoz, Joaquín Ribeiro, apodado “El Cuqui”, diminutivo de su nombre de pila.

SUERTE A la cuarteta, incluimos al ganadero, y esperamos otra buena tarde con lleno hasta las banderas… Nos Vemos.

Deja un comentario