26 septiembre, 2021

EL TOREO Y LA SEMANA SANTA

Muchas y diversas son las circunstancias desconocidas del torero entre gran parte de la población «general». El respeto y la admiración que el mundo taurino ha mostrado siempre con la Semana Santa es una de ellas. En los momentos de dudas o de miedo al fracaso que se producen en el trayecto del hotel a la plaza o viceversa los toreros se encargan de no estar solos. Siempre cuentan con quizás la compañía más fiel de todas: su Virgen o su Dios. Pepe-Hillo, Joselito el Gallo o Pepe Luis Vázquez, grandes glorias del toreo, son sólo una muestra de la larga lista de diestros que han mantenido una honda devoción por las imágenes de Semana Santa.

Muchas y diversas son las circunstancias desconocidas del torero entre gran parte de la población «general». El respeto y la admiración que el mundo taurino ha mostrado siempre con la Semana Santa es una de ellas. En los momentos de dudas o de miedo al fracaso que se producen en el trayecto del hotel a la plaza o viceversa los toreros se encargan de no estar solos. Siempre cuentan con quizás la compañía más fiel de todas: su Virgen o su Dios. Pepe-Hillo, Joselito el Gallo o Pepe Luis Vázquez, grandes glorias del toreo, son sólo una muestra de la larga lista de diestros que han mantenido una honda devoción por las imágenes de Semana Santa. La cofradía, la de La Borriquita sevillana cuenta hoy día con el matador Dávila Miura como un costalero más; el torero conserva un traje de luces para tardes especiales, de color verde hoja seca, que todos dicen «verde Macarena» por la devoción del diestro a la Esperanza Macarena. Por su parte, Sebastián Castella, torero francés que desfila con la «Estrella de Sevilla» dice: «La primera vez que me vestí de nazareno, estaba más emocionado que cuando me puse el traje de luces» decía el torero francés, sevillano de adopción. La relación entre los toreros y la Semana Santa de Sevilla se torna más intensa al llegar la tarde del Miércoles Santo con las hermandades de San Bernardo y El Baratillo y la devoción de Pepe Luis, Manolo Rafael y Antonio Vázquez al Cristo de la Salud. Manolo Vázquez fue Hermano Mayor de la Hermandad regalándole a la Virgen su traje de alternativa, con el que se confeccionó una saya que luce la tarde del Miércoles Santo siendo los broches de los faldones del palio los «machos» del propio traje de luces. Fueron hermanos de San Bernardo, Joaquín Rodríguez Costillares y Francisco Arjona Herrera Cúchares que murió siendo Hermano Mayor y está enterrado bajo el altar del Cristo de la Salud. En la actualidad, es hermano el torero retirado Diego Puerta. Pero, la Hermandad del Santísimo Cristo de la Misericordia y Nuestra Señora de la Piedad y María Santísima de la Caridad en su Soledad, «El Baratillo», es sin duda, la cofradía más «torera». Dada la proximidad de la Capilla con el coso de la Real Maestranza, antes de la lidia, los toreros solían encomendarse a la Virgen de la Caridad. El Baratillo estrenó en 2002 un llamador del paso sobre el que reposan dos ángeles que sujetan un capote de paseo y un ángel que lleva en la cabeza una montera. Uno de los guiones que abren el cortejo corresponde a los Maestrantes del coso. En la actualidad, toreros hermanos del Baratillo son Manuel Benítez El Cordobés, Francisco Rivera Ordóñez, El Cid, Morante de la Puebla o Manuel Díaz el Cordobés. El maestro Juan Silveti acude puntualmente desde México a Sevilla para procesionar el miércoles santo. Además, el albero de la Maestranza es el espacio empleado por los hermanos de la Resurrección para formar antes de salir en procesión, siendo oficiada la misa previa al desfile procesional en la capilla de los toreros. La dinastía de los Ordóñez, con Antonio Ordóñez (Hermano Mayor que fue de la Esperanza de Triana), Paquirri (quien salió de costalero), y con Francisco Rivera Ordóñez (que ha sido consiliario de su Junta de Gobierno), ha estado muy ligada a la Hermandad del Cristo de las Tres Caídas que desfila en la madrugada del Jueves Santo y en la que Emilio Muñoz torero de Triana también ha sido costalero. Juan Belmonte sintió especial pasión por la hermandad de El Cachorro, a la que también están ligados Tomás y José Antonio Campuzano, junto al Maestro Curro Romero que esta misma semana en un acto generoso ha entregado un «vestío» de torear a la Hermandad de la Carretería color «azul carretero». También en el año 2000 como hermano de Los Gitanos, donó a la Virgen de Gracia que desfila el martes santo un terno (traje de torear de tres piezas) para la confección de una saya. También Madrid cuenta con la implicación del toreo para con su Semana Santa: la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno fue fundada por los toreros Pepe Bienvenida, Marcial Lalanda, Luis Miguel Dominguín, Manolo Martín Vázquez, Domingo Ortega y Pedro Barrera. Y entre «los nuestros» conocida es la devoción del Maestro Andrés Vázquez con el Nazareno de la Vera Cruz de Villalpando de la que ha sido mayordomo, habiendo donado la túnica con la que procesiona Jesús, que pese a la reforma sufrida por el deterioro de los años, conserva los bordados originales, incluidos unos «machos» que anudados al cuello lucen como en las tardes de gloria del torero en Madrid. El maestro ha llevado al Nazareno a hombros en varias ocasiones y conserva un capote de paseo con la imagen de «su» Jesús. También el Maestro zamorano Pascual Mezquita mantiene vivos los recuerdos de su pertenencia a la Cofradía de Jesús Nazareno de la capital en la que desfilaba en compañía de su «cuadrilla» de amigos. Muchas localidades celebran la Resurrección con corridas de toros. En Zamora en tiempos se hizo y este año a punto estuvo de recuperarse. Tras estos datos ilustrativos de la implicación del toreo en el sentir de la sociedad, tengan los lectores de «La Opinión-el Correo de Zamora» feliz Pascua de Resurrección. Muchas localidades españolas celebran la resurrección con corridas de toros. En Zamora en tiempos se hizo y este año a punto ha estado de recuperarse. Que Dios reparta suerte entre los aficionados y mayor dosis de implicación entre las instituciones.

Deja un comentario