26 septiembre, 2021

ROMÁN LEGORRETA.

Jesús Román Legorreta Rosano. Nació en Naucalpan estado de México, lugar que por cierto ni recuerda ya que por el trabajo de su señor padre, de donde hereda el nombre, hubo de trasladarse a la ciudad del acueducto, Querétaro, a escasos 8 meses de edad y de ahí a los cuatro años trasladarse a esta ciudad de Aguascalientes, a los 16 años con los que en la actualidad cuenta, tiene es más aguascalentense que mexiquense o queretano.

Jesús Román Legorreta Rosano. Nació en Naucalpan estado de México, lugar que por cierto ni recuerda ya que por el trabajo de su señor padre, de donde hereda el nombre, hubo de trasladarse a la ciudad del acueducto, Querétaro, a escasos 8 meses de edad y de ahí a los cuatro años trasladarse a esta ciudad de Aguascalientes, a los 16 años con los que en la actualidad cuenta, tiene es más aguascalentense que mexiquense o queretano.

Ha sumado solo 17 festivales, cuatro vacadas, tentaderos varios, por lo que entonces estamos hablando de que el próximo domingo debuta como novillero ya con picadores, fecha en la que habrá de conocer el gusto, el miedo y la responsabilidad, el verde y oro le espera y en su cara notamos ese sentir que ilumina a los principiantes, el totalmente diferente gesto a aquellos que ya les envuelve la experiencia.

Nos dice… -“Me gusta el toreo de clase, de valor creo no estar exento, pongo banderillas e intento no copiar a nadie, quisiera poder transmitir mis sentimientos muy personales a los tendidos, el domingo veré si esto es cierto, como todos los que nos iniciamos yo también sueño con ser un torero importante, quiera Dios me mantenga el carácter para poder llegar a esos sitios que imagino son muy bonitos”.-

Interviene su señor padre… -“Hemos contado con el total apoyo de mi esposa Lizbeth, ella fue la de la idea de inscribirlo en una escuela taurina, le exige, como debe de ser, que no descuide sus estudios, cursa el segundo semestre de prepa y me dice le gustaría terminar la carrera de Informática, por si se le ofrece algún día quien lo asesore en esto de la computación”.-

Volvemos con el debutante… – “Gracias a la empresa por confiar en mí, gracias a usted por la entrevista y espero verlo el domingo en la noche en el programa “Toreando a la Luna”. Sé que lo visitan los triunfadores y el espacio está abierto con esa condición, le prometo que llegare por meritos propios”.-

Román se despide contando las horas faltantes para que su amigo y mozo de espadas “El Chícharo”, Manuel, hermano menor de Roberto Fernández, “El Quitos”, comience a montarle la taleguilla del verde y oro. Su mirada va al firmamento, es el medio día y pareciera buscar las estrellas, las mismas que le verán abandonar el coso este domingo y de las que quiere estar más cerca gracias a la soñada salida en hombro. Soñar no cuesta nada, pero cuidado, los sueños se pueden hacer realidad, esto se lo deseamos a Román y a todos los principiantes… Nos Vemos.

Deja un comentario