FERNANDO CÁRDENAS… “REGRÉSELE LA OREJA A JOSELITO Y DÍGALE QUE LE MANDO UN ABRAZO”… PARTE MÉDICO.

ME SENTE en el mismo lugar en el que el torero viajó del hotel a la plaza, al lado de quien guiaba la camioneta que era su señor padre, José Guadalupe Adame López, salíamos del estacionamiento de la Monumental Aguascalientes tratando de seguir la ambulancia que llevaba a Joselito Adame al sanatorio donde lo están interviniendo quirúrgicamente en estos momentos, resultado de la cornada sufrida cuando lidiaba a su segundo enemigo, en esos momentos, y dado a que como es comprensible, el lugar esta atestado de aficionados y vehículos que tratan de salir de ahí, la circulación es muy lenta, motivo aprovechado por una criatura de no más de 11 años, Fernando Cárdenas, para hacerme una petición y me entregaba el apéndice que el torero herido acababa de obtener, y de obsequiar al menor … “En manos de Joselito esta mejor por lo buen torero que es, por favor regréseselo, y dígale que le mando un abrazo y que se alivie pronto”. Note humedad en sus ojitos a pesar de su ilusorio intento por disimular su tristeza, actitud que hubimos de imitar puesto que la sinceridad de este pequeño nos enterneció y conmovió. Prefirió con esa actitud levantarle el ánimo al torero, deshacerse de la oreja no le dolió al creer que con eso mitigaría el mal rato por el que pasa el torero hoy lastimado. Ese niño tiene un corazón que no le cabe en su cuerpo… En el ruedo momentos antes…

JOSÉ MARI Manzanares apuraba en quitarse el corbatín para hacer un torniquete en el muslo izquierdo de Joselito Adame, el ejemplar de Santa Bárbara le había echado mano por el rumbo de toriles y fue certero, le pegó en seco, no se la perdonó, sin embargo el torero aceptó que la faja de un monosabio fuera la que presionara la herida en forma de venda y regresó a la cara de su heridor, aun así de inmediato en la amarilla tela fue apareciendo la escarlata mancha que indicaba que las carnes del torero, reciente triunfador en Sevilla, tendría que irse al quirófano, pero en un gesto de pundonor y de vergüenza profesional hubo de pasaportar al burel y cortarle el apéndice del obsequio del que hacemos referencia, a pesar de que se solicitaba fueran dos los otorgados. Quizás la estocada caída fue la culpable de la negativa para obtener el segundo apéndice, que hubiera sido el tercero de su cosecha en esta tarde, en el primero de su lote ya había recorrido la circunferencia luciendo en su diestra la primera oreja de la tarde. Y ya conocemos el parte médico, es el siguiente…

“CORNADA DE tres trayectorias en la parte interna del tercio medio del muslo izquierdo de 10, 8 y 20 centímetros respectivamente, sin afectar músculos. Así como un corte en la cabeza a la altura del hueso temporal”. Los allegados al espada dicen que por la mañana verán la evolución de Joselito esperando exista la probabilidad que cumpla la tarde de su segunda comparecencia firmada, sin embargo por las oficinas del coso se rumora será “El Payo” quien, sin merito alguno, sea quien tome ese lugar al lado de Uriel Moreno, “El Zapata” y Alejandro Talavante, con reses del desaparecido Teófilo Gómez… Nos Vemos.

Deja un comentario