17 junio, 2021

ENCERRONA DE CARLOS ARANDA CON CUATRO NOVILLOS.

Novillada Almagro (Santuario de la Virgen de las Nieves).
Con algo más de un cuarto de plaza, en el bello e histórico coso del Santuario de Nuestra Señora la Virgen de las Nieves, Patrona de Almagro, se celebro una novillada con un único protagonista Carlos Aranda el de Daimiel, vestido de verde esmeralda y oro, ante novillos de Martin Campos de La Carolina (Jaén) el primero noble y flojo, 2º descastado y con peligro, 3º bueno y 4º noble y flojo, así Carlos escucho un aviso por novillo, por el pésimo uso de los aceros y la presidencia cumplir con los tiempos, aún así corto tres orejas una de su primero, tercero y cuarto esta de escaso peso y de complacencia.

Novillada Almagro (Santuario de la Virgen de las Nieves).
Con algo más de un cuarto de plaza, en el bello e histórico coso del Santuario de Nuestra Señora la Virgen de las Nieves, Patrona de Almagro, se celebro una novillada con un único protagonista Carlos Aranda el de Daimiel, vestido de verde esmeralda y oro, ante novillos de Martin Campos de La Carolina (Jaén) el primero noble y flojo, 2º descastado y con peligro, 3º bueno y 4º noble y flojo, así Carlos escucho un aviso por novillo, por el pésimo uso de los aceros y la presidencia cumplir con los tiempos, aún así corto tres orejas una de su primero, tercero y cuarto esta de escaso peso y de complacencia.

Carlos es un joven que se está placeando y lo vemos muy puesto con dominio en todos las suertes, tanto con el capote como con la muleta, ayer hizo de todo desde quite por tafalleras, redondos invertidos, torero templado en redondo y series al natural de mucha profundidad, adornos y un sentido del temple de pellizco, sin olvidar una tremenda voltereta en el cuarto, que para nada amilano al joven torero. En su segundo estuvo a merced de su enemigo sin entenderlo y sin darle la lidia que pedía el animal, macheteo y punto, todo no puede ser bonito y estética, tarea para sus maestros, en definitiva un examen en suspenso donde la espada talón de Aquiles lógico en tan joven chaval es más que perdonable y a su afición pedirle los trofeos por pedir es hacer un flaco favor al sentido común, de todo tiene que haber en la viña del señor y en el toro todo no son triunfos, otra vez será torero. Salida a hombros

Deja un comentario