20 septiembre, 2021

ALCAZAR DE SAN JUAN, CIUDAD REAL, CORRIDA FESTIVIDAD DE CASTILLA LA MANCHA.

Siete orejas para siete inválidos.
Aníbal Ruiz salvó la tarde en el quinto.

La corrida programada para el día de Castilla la Mancha en Alcázar con un cartel de castellanos manchegos, se fue al traste a pesar del aluvión de orejas paseadas y todo por una impresentable corrida bajo los hierros de Antonia Aguado y Hermanos Víctor Romero según rezaba en los carteles y en las tablillas Emilio Víctor, en definitiva, todos rozaron sus huesos por el ruedo en mayor ó menor medida, previo simulacro del tercio de varas, el primero además lucia en todo su esplendor su caja ósea por el gran escurrimiento de carnes, se salvo de la quema el corrido en quinto lugar y lidiado por el local Aníbal Ruiz.

Siete orejas para siete inválidos.
Aníbal Ruiz salvó la tarde en el quinto.

La corrida programada para el día de Castilla la Mancha en Alcázar con un cartel de castellanos manchegos, se fue al traste a pesar del aluvión de orejas paseadas y todo por una impresentable corrida bajo los hierros de Antonia Aguado y Hermanos Víctor Romero según rezaba en los carteles y en las tablillas Emilio Víctor, en definitiva, todos rozaron sus huesos por el ruedo en mayor ó menor medida, previo simulacro del tercio de varas, el primero además lucia en todo su esplendor su caja ósea por el gran escurrimiento de carnes, se salvo de la quema el corrido en quinto lugar y lidiado por el local Aníbal Ruiz.

Eugenio de Mora, bastante hizo con mantener en pie al escurrido primero, flojo hasta la saciedad, lo mantuvo en pie a base de pases por alto y faltos de contenido, estocada entera contraria para oreja, en su segundo un animal que tampoco se mantenía en pie, pero lleno de nobleza y sin molestar, Mora lo templo muy bien y de ahí arrancar otra oreja tras pinchazo.

Aníbal Ruiz tenía que demostrar en su pueblo por lo que se le conoce la honradez y las buenas ganas, estas que puso a otro invalido que le toco como primero, brindis de la faena a la familia de Rafael Benavent, miembro de su peña y gran aficionado, fallecido el pasado febrero, la familia lógicamente se emociono tras sus palabras, la faena voluntariosa no tomo los vuelos necesarios y dos feos espadazos dejaron el premio en oreja. Otro cantar fue el quinto, al que recibió con dos largas en el tercio y un buen ramillete de verónicas, la faena llena de entrega y pases de todas las firmas destacando dos series con la derecha y una al natural muy ligada, llego a los tendidos y el final por trincherazos y de pecho de pitón a rabo, pinchazo previo a estocada, rueda de peonaje y dos orejas, el torero y publico feliz al menos este mantuvo sus huesos en pie.

Antón Cortés, se llevo dos orejas una y una por dos simulacros de faenas ante dos inválidos y descastados, vaya en su defensa pero estuvo desconfiado y fuera de sitio toda la tarde a excepción de las verónicas de recibo al que hacia tercero que después fue devuelto, en resumen, muchas orejas y poco toro y no solo eso, así los aficionados dejaran de asistir sin lugar a dudas, se sienten timados y en detrimento del espectáculo, lastima.

Alcázar de San Juan (Ciudad Real), jueves 31 de mayo de 2012. Un cuarto de plaza. Las cámaras de la televisión regional en directo, para más veracidad. Se guardo un minuto de silencio por la niña fallecida en Qatar y el aficionado Rafael Benavent.

Cuatro toros de Antonia Aguado (1º,2º, y 6º como sobrero al devolver el 3º) y dos de los Hermanos Víctor Romero (4º y 5º). Salvo el noble 5º, el resto resultaron flojos e inválidos para la lidia.

Eugenio de Mora, oreja y oreja.

Aníbal Ruiz, oreja y dos orejas.

Deja un comentario