3 junio, 2012

FRASCUELO, HIJO ADOPTIVO DE CHINCHON.

En el año 1880, el Ayuntamiento de Chinchón concedió a D. Salvador Sánchez Povedano “Frascuelo”, matador de toros, el nombramiento de “Hijo adoptivo de Chinchón”. Es el primer nombramiento de este tipo que conocemos.

En el acta de la sesión del Ayuntamiento de fecha 21 de marzo de 1880, se recoge que tuvo lugar una reunión de la Corporación municipal y de los mayores contribuyentes del pueblo con Salvador Sánchez Povedano “Frascuelo”, quien informa de su deseo de hacer una corrida de toros al estilo de las grandes ciudades, a beneficio de los pobres.

En el año 1880, el Ayuntamiento de Chinchón concedió a D. Salvador Sánchez Povedano “Frascuelo”, matador de toros, el nombramiento de “Hijo adoptivo de Chinchón”. Es el primer nombramiento de este tipo que conocemos.

En el acta de la sesión del Ayuntamiento de fecha 21 de marzo de 1880, se recoge que tuvo lugar una reunión de la Corporación municipal y de los mayores contribuyentes del pueblo con Salvador Sánchez Povedano “Frascuelo”, quien informa de su deseo de hacer una corrida de toros al estilo de las grandes ciudades, a beneficio de los pobres. Como el cerramiento de la plaza no reúne las condiciones para celebrar esta clase de festejos, se acuerda acondicionarlo construyendo una barrera o tabloncillo, y adecuar el ruedo, para lo que solicita colaboración a la Sociedad de Cosecheros de Chinchón, ya que uno de sus cometidos es la colaboración en obras de interés público.

Se cuerda que después de pagados los gastos, el sobrante sea repartido entre los pobres y enfermos del pueblo. En el acta se recoge las muestras de gratitud hacia el torero por parte de todos los asistentes, pero no se hace mención expresa del nombramiento como hijo adoptivo. No obstante, en diversas publicaciones se hace mención que en el trascurso de esta corrida le fue entregado un estoque con empuñadura de oro, costeado por suscripción popular, en cuya hoja se había grabado la leyenda “Chinchón a su hijo adoptivo”.

Según Gabriel Galán Ruiz, nuestro ilustre paisano, en su obra “Lalanda, Ortega y su tiempo” editado en Zaragoza en el año 1932, “Se nombró hijo adoptivo de Chinchón a Frascuelo, con júbilo popular, repique de campanas y cohetes…”

En el acta de la sesión del Ayuntamiento de 8 de agosto de 1880, la Corporación municipal y Salvador Sánchez “Frascuelo” acuerdan el orden de la fiesta que se va a celebrar con motivo de la festividad de la Virgen del Rosario, durante los días 19, 20 y 21 de septiembre de ese año. En esta reunión se acuerda que se restrinja el acceso a los balcones del Ayuntamiento y se concede autorización para que varias personas particulares construyan tablados para asistir a la corrida.

Deja un comentario