31 julio, 2021

DESCANSE EN PAZ GUSTAVO PRADO.

A SAN Francisco de los Romo lo conocemos en la región de Aguascalientes como San Pancho, San Pancho de las Carnitas, carnitas ya que en su calle principal existen muchos lugares donde venden comida basada en la carne de esos animalitos tan sabrosos. Muy cerca de ahí hay una rancho en el cual pasaba largas temporadas Gustavo Prado, en ese lugar le salude hace varios años por última vez, hoy en uno de los restaurantes me confiaron hace meses murió este excelente amigo.

SE PREGUNTARAN ustedes, sobre todo los jóvenes, quien era Gustavo. Pues Gustavo fue toda su vida integrante de uno de los tríos más famosos del mundo, Los Tres Diamantes, tres hombres a los que mucho trate por asuntos ajenos al toro, fuimos amigos siempre y creo que con afecto y s

A SAN Francisco de los Romo lo conocemos en la región de Aguascalientes como San Pancho, San Pancho de las Carnitas, carnitas ya que en su calle principal existen muchos lugares donde venden comida basada en la carne de esos animalitos tan sabrosos. Muy cerca de ahí hay una rancho en el cual pasaba largas temporadas Gustavo Prado, en ese lugar le salude hace varios años por última vez, hoy en uno de los restaurantes me confiaron hace meses murió este excelente amigo.

SE PREGUNTARAN ustedes, sobre todo los jóvenes, quien era Gustavo. Pues Gustavo fue toda su vida integrante de uno de los tríos más famosos del mundo, Los Tres Diamantes, tres hombres a los que mucho trate por asuntos ajenos al toro, fuimos amigos siempre y creo que con afecto y sinceridad. Cuando no estaban trabajando en teatro, en caravanas, o en el Japón, donde eran verdaderos ídolos, Gustavo pasaba largas temporadas en la finca referida, la cual atendía su señora esposa, y seguidamente recibía el telefonazo preguntándome “a donde nos íbamos de gira”.

SE REFERÍA a que población, ranchería o ganadería nos podíamos ir a ver toros, era su gusto y lo gozaba como a pocas personas he visto. Torista a cien era el famoso cantante, conocedor, crítico duro de lo que veía en el ruedo, duro pero objetivo, imparcial y siempre ajustado a las condiciones vistas, sobre todo con los principiantes, admirador fue de Raúl Contreras, “Finito”, y de viejos espadas a los que tuvo la enorme fortuna de ver en ruedos de Europa, México y Sudamérica. Inclusive en alguna ocasión me enseño graficas en países asiáticos dando informes de actividades taurinas, siempre presumía sus gustos y conocimientos.

HOY EN la mañana me dieron la triste noticia de su muerte, desgraciadamente fue hace bastantes meses y de la cual jamás me entere. A pesar de esto sentí conocer que nos dejó, a donde quiera que Dios lo tenga sé que fue bien recibido, era un hombre sano, que en paz este.

POR LO anterior… Gustavo, tarde o temprano… Nos Vemos.

Deja un comentario