21 septiembre, 2021

LOS ESPEJITOS ESPAÑOLES NO REFLEJAN NI SOMBRAS MEXICANAS.

TODOS NOS preguntamos qué es lo que ha pasado con los paisanos que supuestamente hacen campaña por Europa, acabó San Isidro y pareciera así terminaban su estadía profesional por esas tierras. Claro que de los que pasaron lista de presentes no todos pueden ufanarse de haber estado bien. De estos es entendible usaran de inmediato su boleto de regreso. ¿Y los otros?

TODOS NOS preguntamos qué es lo que ha pasado con los paisanos que supuestamente hacen campaña por Europa, acabó San Isidro y pareciera así terminaban su estadía profesional por esas tierras. Claro que de los que pasaron lista de presentes no todos pueden ufanarse de haber estado bien. De estos es entendible usaran de inmediato su boleto de regreso. ¿Y los otros?

HABLO CONCRETAMENTE de tres, de Arturo Saldívar y de Juan Pablo Sánchez que cumplieron con bastante decoro en Madrid. Sin olvidar la estupenda tarde de Joselito Adame en Sevilla y en Nimes con los astados de don Victorino Martín. Y…

MUCHO SE habla de intercambios entre los dos países, México/España, y todos vemos diferencia, desproporción y desigualdad en este “cambalache”. Españoles anunciados en plazas aztecas de todos los niveles, toreros de primera, de segunda y hasta de tercera nos visitan y todos se regresan sumando buen número de festejos, unos exigen todo y todo se les da a pesar que los tendidos no reflejen el interés de los aficionados, mismos que salen rumiando su coraje ante la decepción de lo presenciado, de toros y de sus supuestos lidiadores. Don Joaquín Bernadó es hasta la fecha el diestro peninsular que más fechas ha sumado en territorio mexicano, más de doscientas tardes en décadas pasadas, ahora, como simple ejemplo, a Antonio Barrera se le programa por todos lados y creo que no se pueden ellos comparar profesionalmente en ningún aspecto.

EN ESTE aspecto las cosas están andan mal, todos lo notamos, no es nada nuevo, hace falta una cabeza que ponga las cosas en su lugar, en el deben de estar de acuerdo con la categoría presumida. Toreros excelentes tenemos y por lo mismo sería un pecado imperdonable dejarlos perder, ya han sucedido casos semejantes y no aprendemos… Nos Vemos.

Deja un comentario