20 octubre, 2021

EL COMENTARIO TAURINO DE JOSÉ LUIS ESPAÑA.

MAS VALE PAJARO EN MANO QUE CIENTO VOLANDO.
Queridos amigos, la empresa Pagés, que rige los destinos taurinos de la Real Maestranza sevillana, viene realizando, con buen tino, un programa de fomento de la fiesta entre los jóvenes estudiantes sevillanos, permitiéndole el acceso gratis a las novilladas que se dan en el coso maestrante, acompañados de sus profesores y de un profesional de reconocido prestigio, que les guía durante el festejo en todas las dudas que puedan tener.

MAS VALE PAJARO EN MANO QUE CIENTO VOLANDO.
Queridos amigos, la empresa Pagés, que rige los destinos taurinos de la Real Maestranza sevillana, viene realizando, con buen tino, un programa de fomento de la fiesta entre los jóvenes estudiantes sevillanos, permitiéndole el acceso gratis a las novilladas que se dan en el coso maestrante, acompañados de sus profesores y de un profesional de reconocido prestigio, que les guía durante el festejo en todas las dudas que puedan tener.

Los ganaderos pusieron en marcha, también hace unos años, el programa Cancelas Abiertas, para invitar a la gente joven a visitar las ganaderías de bravos.

Otras entidades, y en otras ciudades de nuestra piel de toro, estoy seguro que también se han organizado actos y programas para la promoción taurina, entre las generaciones que han de tomar el relevo a los actuales aficionados.

Todo lo que se haga para atraer a los cosos taurinos, a la nueva sabia de la juventud, merece un aplauso generalizado de los aficionados y profesionales de nuestra fiesta.

Pero el pasado domingo, durante la celebración de una novillada fuera de abono y viendo los hermosos tendidos de la Real Maestranza, que estaban escasamente cubiertos por una décima parte del aforo total de la plaza, y llegándome noticias de la Malagueta en la que había un tercio de entrada para presenciar la corrida de la Prensa o la muy floja asistencia en la bilbaína Vistalegre, durante la encerrona de Fandiño, me hizo una vez más reflexionar, sobre lo que está pasando en nuestra fiesta y preguntarme ¿Qué es lo que pasa para que se esté alejando de ella una gran parte de sus incondicionales? Y que nadie me venga con esta respuesta, tan manido ya, que la culpa la tiene la puñetera crisis y la madre que la parió, que siendo cierto, que gracias a ella cuesta mucho trabajo comprar una entrada de toros, no es lo único, ni siquiera lo mas importante, para la desbandada general que viene existiendo desde hace algún tiempo.

Estamos luchando para captar nuevos espectadores, que mas tarde se hagan aficionados, pero creo que nos estamos olvidando de algo muy importante: de retener en los tendidos a los aficionados actuales, a los que de momento son presente y realidad, a los que llenaban las plazas de toros hasta hace bien poco, a los que pagan religiosamente una entrada o todavía sacan un abono para la feria o temporada de turno. ¿Qué hacemos para parar esa sangría de abandonos? No podemos transfundir nuevos aficionados por un lado, mientras que se nos están yendo a chorro por otro. Por mucho que tratemos de compensar la pérdida, esta siempre será mayor que la captación de nuevos adeptos, y terminaremos por quedarnos muy solos.

Creo que primero hay que tapar esa brecha por donde se nos va la vida taurina en forma de aficionados, para una vez restañada, ese recipiente que son las plazas de toros, con todo lo de grande y maravilloso que hay dentro, se vuelvan a llenar con esa juventud y con esos acertados planes que están en marcha.

Siempre será más fácil, buscar la solución para retener lo que ya tenemos, que captar a lo que pretendemos tener.

O mejor. “Más vale pájaro en mano, que ciento volando”.

Hasta el lunes y que Dios reparta suerte.

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com