AGRADABLE MEDIODÍA TORERO CON PRINCIPIANTES.

ESCRITO CON dedicatoria al C.P. Luis Fernando Maciel, a su señora esposa doña Blanca Silvia Sandoval, y a Jaime de Luna, recordándoles que está pendiente una comida a base de kilos y kilos de carne asada.

AGUASCALIENTES ESTA ya cercado de pequeñas comunidades que no tardan en ser “las orillas” de esta capital, de hecho ya lo son, infinidad de delegaciones pertenecientes al municipio principal del estado y hoy estamos llegando de uno de ellos, de Norias de Ojocaliente, a escasos cinco o seis kilómetros de distancia, un verdadero día de campo taurino lleno de sorpresas, todas agradables afortunadamente.

LA PRIMERA fue saber que muchachos como Rodolfo Mejías, “El Tuquito”, triunfador de la pasada temporada chica en la plaza San Marcos, al cortar un rabo en el mencionado coso en la última de las tardes, la de selección, no se duerme en sus laureles y organiza festejos en bien de aquellos que se inician, y desde luego que buscando obtener algunos centavitos para su bolsillo, 100 pesos la entrada a un lienzo charro techado con capacidad de no más de doscientas personas con derecho a degustar un plato de paella y ver a cinco críos hacer su debut. Cinco jovencísimos aspirantes que por vez primera tomaban muleta y espada simulada.

¿Y QUE podemos decir de ellos?

PUES MUCHO, bastante diría yo sin afán de hacer una crónica de lo visto, simple y sencillamente compartir con el lector que si bien es cierto son debutantes créanmelo que ninguno de ellos se rajó, todo lo contrario, al aparecer los desarmes y los achuchones sirvieron como paliativo para que los bisoños toreritos mostraran casta y afición.

Y LOS mencionare con mayúsculas, se lo merecen, el primer espada, ANDRÉS CAMPOS mostró mucha, de verdad, mucha clase, muletazos con ambas manos sentado en los riñones, clase de la cara, decisión y afición a raudales.

DIEGO MÁRQUEZ, sapiencia innata, rara para quien se inicia, entendiendo, dentro de lo que cabe, la lidia que debía hacer.

JOSÉ SANTIAGO, cayó de pie este niño que por cierto siempre se le ve en placitas de la región, no más de diez añitos y es él quien lleva a sus señores padres a las plazas regionales, hoy a cumplido su sueño de partir plaza y sin duda alguna pasara la noche en vela recordando los excelentes muletazos que logró dar.

MAURICIO ARCE Y GONZALO HERNÁNDEZ, al igual que sus compañeros de cartel, jamás echaron la pata p´atrás e intentaron hacer de todo, verdes los cinco pero palabra que de no ser por la tirantez, normal en su actuar, cualquiera diría que pese a su corta trayectoria ya tenían mediana experiencia.

PARCHES Y metales sonaron a las dos y media de la tarde, el cielo amenazaba con derrumbarse sobre nosotros pero discretamente las negras nubes abrieron un huequito, viendo a las alturas creímos, imaginamos, distinguir a un San Pedro vistiendo de traje corto, botas camperas y calzando sobre sus sienes un sombrero cordobés, órdenes del Jefe… “Dejar que los niños… ¡se busquen su futuro!”.

EXCELENTE TARDE que esperamos volver a vivir próximamente, la cantera de toreros tiene en Aguascalientes una veta inagotable, hoy lo vimos, hoy lo vivimos, hoy lo constatamos en compañía de amigos viejos y amigos nuevos, para eso sirve también la fiesta, es democracia pura, sin clases sociales, o políticas, religiosas sí que si, las mamás de los noveles bajando a la corte celestial pero al final todos contentos y sin nada que lamentar, Rodolfo tuvo la inteligencia de comprar becerritas chicas y limpias, aptas para que sus lidiadores mostraran, sobre todo a ellos mismos, si pueden y deben de seguir en este camino taurino tan lleno de incertidumbres. Enhorabuena para todos ellos y gracias a las alturas por detener el aguacero, mismo que llegó cuando “la sobremesa” estaba en su apogeo. Pendientes estaremos de estos muchachos a donde se les vuelva a anunciar… Nos Vemos.

Deja un comentario