25 septiembre, 2021

ANDRÉS VÁZQUEZ TOREARÁ CON 80 AÑOS UN VICTORINO EL DÍA 28 EN ZAMORA.

La plaza de toros de Zamora será escenario el próximo 28 de julio del festival homenaje al matador de toros Andrés Vázquez, el niño de Villalpando y después el Nono que llegó a ser figura del toreo de los años sesenta, y que este 2012 conmemora su 80 cumpleaños con sus bodas de oro desde la alternativa. El viejo torero participará activamente en el festival que se convoca en la ciudad de doña Urraca para el día 28, lidiando un utrero de Victorino Martín.

Además del propio diestro zamorano, el cartel estará integrado por el rejoneador Sergio Vegas, los matadores de toros Juan Mora y Javier Conde y los novilleros Alberto Durán y César Valencia. Los novillos pertenecerán a las ganaderías de Gloria García – Montero, Victorino Martín, El Montecill

La plaza de toros de Zamora será escenario el próximo 28 de julio del festival homenaje al matador de toros Andrés Vázquez, el niño de Villalpando y después el Nono que llegó a ser figura del toreo de los años sesenta, y que este 2012 conmemora su 80 cumpleaños con sus bodas de oro desde la alternativa. El viejo torero participará activamente en el festival que se convoca en la ciudad de doña Urraca para el día 28, lidiando un utrero de Victorino Martín.

Además del propio diestro zamorano, el cartel estará integrado por el rejoneador Sergio Vegas, los matadores de toros Juan Mora y Javier Conde y los novilleros Alberto Durán y César Valencia. Los novillos pertenecerán a las ganaderías de Gloria García – Montero, Victorino Martín, El Montecillo, Zalduendo, María Luisa Paniagua y Cipriano Hebrero.

El actual adjudicatario de la Plaza de toros de Zamora, Cipriano Hebrero, gerente de la empresa EVENTAURO que es quien tiene la concesión por cinco años del coso de la calle de la Amargura ha mostrado su disposición y colaboración para que salga adelante este homenaje al tan querido y apreciado torero zamorano, mediante un festival taurino que reunirá a las figuras que se darán cita después de la festividad de Santiago, patrón de España.

A quienes apreciamos de verdad al torero de Villalpando y con el que hemos compartido en más de una ocasión mesa y comentarios nos sigue pareciendo cuando menos una excesiva confianza en las fuerzas propias, en la agilidad y en la resistencia física que se precisan para realizar con bien el toreo. Al Nono no le faltan recursos artísticos para templar y salir con bien del empeño, aunque el atrevimiento, más osadía que meditación y serenidad, puede resultar contraproducente a poco que se tuerza la agresividad del ejemplar de Victorino. En fin, así son las cosas, los deseos y las acciones de estos superhombres aparentes que se han dedicado a la profesión del toreo, tragando el miedo y respetando los cánones de una lidia reglada. Este es el deseo del torero y nadie lo va a poder apartar de su acción y su posibilidad, aunque muchos consideremos fuera de lugar la acción y al menos extemporánea por cuanto de rareza atesora. Ya se verá después el resultado.

Deja un comentario