EL COMENTARIO TAURINO DE JOSÉ LUIS ESPAÑA.

CORRIDA REAL EN EL PUERTO DE SANTA MARIA.
Queridos amigos, en este fin de semana, caluroso a mas de no poder, se han dado festejos en toda nuestra piel de toro, pero entre todos ellos hay que destacar el celebrado en la Plaza Real de El Puerto de Santa Maria, no en vano, desde el Palco Regio de su segundo piso, S. M. el Rey de España ha presidido la corrida goyesca, que se ha celebrado para conmemorar el Bicentenario de la Constitución Española, promulgada en Cádiz el 19 de Marzo de 1812, popularmente conocida como “La Pepa”.

Una vez más, nuestro Rey, con su presencia, da alas a nuestra fiesta y el apoyo que muchos le niegan. El publico que se congrego en los tendidos, se lo agradeció aplaudiéndole con efusión, al aparecer en el Palco Real, acompañado del Ministro de Alimentación, Agricultura y Medio Ambiente, Don Miguel Arias Cañete y el Presidente de la Diputación de Cádiz, Don José Loaiza.

Es la segunda vez que el monarca visita el coso portuense, ya el 2 de Agosto de 1998, acudió a un festejo en el que, con toros de Jandilla, alternaban Emilio Muñoz, “El Litri” y Manuel Díaz “El Cordobés”. El Rey presidio la corrida desde el Palco Real, construido 86 años antes, pero que nunca había llegado a ser inaugurado, ya que el abuelo de Don Juan Carlos, el Rey Alfonso XIII, iba a hacerlo con motivo del primer centenario de la Constitución de La Pepa, en 1912, pero la muerte de la Infanta Maria Teresa se lo impidió.

Joselito, (el de la “señá” Gabriela) tan acertado en su toreo como en sus apreciaciones, dijo una frase lapidaria que se ha inmortalizado en un azulejo colocado en la entrada principal de la Plaza Real “Quien no ha visto toros en El Puerto, no sabe lo que es un día de toros”.

Es cierto, el sábado se vivió un dia mágico en la ciudad portuense. Desde buena mañana se podía apreciar en los alrededores del coso, junto al monumento al toro de la puerta principal y al de Paquirri cerca de las taquillas, un movimiento especial. La brisa marinera hacia hondear las banderas y el guión de la Casa Real, en lo mas alto del coso, especialmente engalanado para la ocasión. Se anunciaba un dia de toros en El Puerto. En el graderio, y durante el paseíllo, la amplia banda de música, interpretó la “Marcha de Cádiz”, compuesta por Chueca y Velarde en 1886, en lugar del habitual “Toros en el Puerto”, de Abel Moreno.

En este dia especial, la empresa tuvo el acierto de regalar más de trescientas entradas entre los parados, los jóvenes y los mayores de 65 años. A pesar de ello, los espectadores que asistieron solo ocuparon algo más de la mitad del aforo de la plaza.

Lo que ocurrió en el ruedo tiene poca historia, solo la buena actuación de Hermoso de Mendoza, que corto tres orejas a los nobles y colaboradores toros de Bohórquez, y la disposición y quietud de Miguel Ángel Perera, que obtuvo las dos del sexto, generosamente concedidas por la presidenta Doña Olga Pérez.

El francés Castella, se estrelló con la mansada que el bueno de Santi Domecq desembarcó en los nuevos chiqueros de El Puerto.

Al final de la corrida, los toreros subieron al salón del Palco Real para cumplimentar a Don Juan Carlos.

Gracias por su apoyo, Majestad, y que Dios reparta suerte.

Deja un comentario