“MUCHOS SON LOS LLAMADOS Y POCOS LOS ESCOGIDOS”.

CREÍBLE Y formal fuente española me ha informado que la corrida madrileña a ver el día de La Raza, 12 de octubre, inicialmente le fue ofrecida a Joselito Adame y este hubo de abstenerse de asistir ya que en esas fechas tiene compromisos ya signados por estos rumbos. Como quiera que sea, saber que va Arturo Saldívar es excelente, la nueva era, la nueva generación no tarda en apropiarse de los futuros carteles y se vislumbra una guerra encarnizada entre ellos por ver quien se les adelanta a sus mismos amigos, compañeros y paisanos mexicanos.

LA RENOVACIÓN es periódica, lógica y normal, sana, necesaria, ahora que llega de forma amplia solo deseamos cuenten con el apoyo generalizado de quienes están al frente de las organizaciones empresariales. El bien que se logre dejará dividendos para todos, para moros y cristianos, empresa, ganaderos, subalternos y principalmente a quienes sostiene el negocio, los aficionados.

Y ESTOY hablando de espadas mexicanos sin restricción del estado que les extendió su acta de nacimiento.

CIERTO ES que… “Muchos son los llamados y pocos los escogidos”, pero por ahí he leído que… “Ayúdate que yo te ayudare”. Por esto ultimo es que jamás he creído en la suerte, la “suerte” la va creando uno mismo con sacrificios y preparación, la lotería no se puede ganar sin comprar un billete, si nos llegáramos a encontrar tirado a media calle el billete premiado esto no seria suerte, seria milagro y en los ruedos los milagros del triunfo son escasos, si acaso el azar esta del lado de uno a lo mas que podremos aspirar es a tener “buena mano” en los sorteos, lo demás es resultado del ya mencionado sacrificio y preparación. ¡Y aun con eso!… Pero.

PERO DE los muchachos que imaginan hablo, sé que están preparados, sin embargo no diré nombres, todos los conocemos, todos tenemos ciertas preferencias y afortunadamente cada uno de ellos tienen concedas que les pueden llevar a figurar prontamente entre los lideres de las preferencias publicas. La mesa esta puesta en territorio nacional, intuimos un menú de “comida mexicana”, una “carta” picante que le va a dar sabor al caldo, que degustaremos encantados de la vida ahora que ya están alejándose aquellos que al no respetar las ordenes del dios Cronos, comenzaron a empalagar y a causar malestar. Y lo mismo… Dios tome confesados a aquellos que abusan de la publicidad, aquellos que presumen le cortan las orejas hasta a las mulas del arrastre y en cuanto llegan a coso importante lo abandonan enmudecidos y cabizbajos.

APOYAR A nuestros nuevos valores, a los nuevos prospectos, es casi una obligación del buen aficionado, claro que si, pero también dentro de eso esta “el inciso” de exigirles, de pedir una fiesta digna y a cumplir con sus respectivos principios profesionales, con toros para los matadores y novillos para los novilleros.

DEBO DE despedirme, ya es noche y solo me queda desearles a esta camada de nuevos, y excelentes toreros, la mejor de las suertes, que el destino les ayude… en los sorteos, lo demás llaga por añadidura si están preparados… Nos Vemos.

Deja un comentario