21 junio, 2021

“LA GANADORA” FUE LA GANADERA.

DOS AGRADABLES momentos he pasado este domingo 9 de septiembre… Vi por la pantalla de esta computadora la décima novillada de la temporada chica en la plaza México, que de esta forma parece la Fiesta retorna a la provincia, y la trasmisión “me apantalló”, si se me solicitara una calificación para los conductores, Alfredo Florez, director de www.toriles.com, y Pepe Soto, le pondría un 10. Palabras usadas nada rebuscadas, todas muy entendibles para los escuchas, sin dar los conocidos consejos sabihondos, y exageradamente empalagosos, a los que en otras ocasiones hemos vivido en otros medios, sin tendencias de santa alabanza de baratura, y esto es muy benéfico para todos. Esto fue lo primero…

DOS AGRADABLES momentos he pasado este domingo 9 de septiembre… Vi por la pantalla de esta computadora la décima novillada de la temporada chica en la plaza México, que de esta forma parece la Fiesta retorna a la provincia, y la trasmisión “me apantalló”, si se me solicitara una calificación para los conductores, Alfredo Florez, director de www.toriles.com, y Pepe Soto, le pondría un 10. Palabras usadas nada rebuscadas, todas muy entendibles para los escuchas, sin dar los conocidos consejos sabihondos, y exageradamente empalagosos, a los que en otras ocasiones hemos vivido en otros medios, sin tendencias de santa alabanza de baratura, y esto es muy benéfico para todos. Esto fue lo primero…

LO SEGUNDO, con seguridad lo mejor, es que el encierro de San Antonio de Padua, propiedad de Mónica Hernández, esposa de Giovanni Aloi, ex corredor de autos y rejoneador retirado, hija de Sergio Hernández González, ganadero de Rancho Seco, hermana de Sergio Hernández Weber, dueño de la dehesa de Cuatro Caminos, la del ya famoso “Pajarito”, y sobrina del ex novillero puntero “Carlos Pavón”, ha aprendido lo visto y vivido por sus mayores a la perfección, esto es criar ganado de lidia sin cuento alguno.

Y SI me lo permiten quisiera hacer un paréntesis en esta apreciación…

COBA CONMIGO no va, si no existe en mi vocabulario menos esta dentro de mi cerebro. Las cosas tal y como les vi y si estoy equivocado, que bien lo puedo hacer por ser humano, no me retraigo, así las vi y así las digo. Soy amigo, y colaborador de Alfredo, a la señora Aloi, a su esposo y a su señor padre no los veo desde hace muchos, pero muchos años, tantos que si me ven no saben ni quien soy. Con Carlos es diferente, casi a diario nos saludamos vía internet y le trato desde hace siglos. Le estimo bastante por su buen trato con su servidor. ¿Recuerdas Carlos la novillada de don Jesús Cabrera, la de El Toreo de Cuatro Caminos, donde te hirieron alternando con Javier Maceira y Oscar Realme?… ¿Recuerdas que soy, y debes de respetar, al campeón invicto de los cruzados pulqueros en Rancho Seco?… ¡¡¡Cuádrate que soy el toro!!!

POR LO anterior es que les estimo y me voy a explicar el porqué del titulo de este escrito…

LOS TOROS buenos echan de cabeza a sus lidiadores cuando estos no están preparados debidamente, hace unos momentos lo pudimos constatar así y si vimos una oreja en las manos de un joven Ávila, y otro de la morena novillera poblana, Karla de los Ángeles, fue una muestra más que las autoridades taurinas del coso más grande del mundo lo están abaratando lastimosamente, y también soy amigo de Gilberto Ruiz Torres, juez de plaza en esta tarde. A quien no conozco es a la persona que “hace el casting” para programarlos.

POR ESTO es que creo que “la ganadora” de este décimo festejo fue la ganadera Hernández de Aloi ya que a dos de sus pupilos les dieron arrastre lento, solicitud generalizada, caso totalmente contrario a la pequeñísima petición de los auriculares en cuestión. Los cuatro restantes “jalaron” de maneras muy correctas, de haber caído en muchachos con un poco más de rodaje estaríamos hablando de algo que urge, de jóvenes que interesen, que despierten de la modorra a los asistentes y, que ahora que podemos ver lo antes vedado, renazca el interés en ver y apoyar a quienes son el futuro de nuestra fiesta.

SUPUESTAMENTE FALTAN solo dos tardes únicamente en esta temporada que se decía repetirían de inmediato a los triunfadores. Dos tardes, seis puestos y… contando. Contando y esperando ver la repetición de quienes, maduramente, han salido avante de sus compromisos, no de “su aventura” en la plaza México…

Y ESTO no indica que Ávila y Karla petardearan, simple y sencillamente tienen que llegar con más preparación, nunca se vieron a la medianía de lo que el sorteo les deparo… Enhorabuena a Alfredo, a Pepe, y sobre todo a quienes proporcionaron la materia prima, los novillos, novillos serios, no toros, no novillotes… Nos Vemos.

Deja un comentario