26 octubre, 2021

EL CULTO EN PUEBLA A LA VIRGEN DE LA MACARENA

12 de enero de 2014… Desde el siglo XVI existe culto a la bella imagen de Nuestra Señora de la Esperanza Macarena; el 23 de noviembre de 1595 se aprueban las reglas por las que se constituyó la Hermandad en el Convento o Colegio de San Basilio, en Sevilla, titulándose “Cofradía de Nuestra Señora de la Esperanza y Hermandad de Penitencia”.

En 1624 se efectuó su primera estación de penitencia, vestida de negro con escapulario verde, imagen a la que desde un principio se le avocó con el título de la Esperanza.

12 de enero de 2014… Desde el siglo XVI existe culto a la bella imagen de Nuestra Señora de la Esperanza Macarena; el 23 de noviembre de 1595 se aprueban las reglas por las que se constituyó la Hermandad en el Convento o Colegio de San Basilio, en Sevilla, titulándose “Cofradía de Nuestra Señora de la Esperanza y Hermandad de Penitencia”.

En 1624 se efectuó su primera estación de penitencia, vestida de negro con escapulario verde, imagen a la que desde un principio se le avocó con el título de la Esperanza.

Esta Hermandad se trasladó a la Parroquia San Gil en 1654. Una leyenda, de las muchas que hay, dice que la imagen de la Santísima Virgen de la Esperanza perteneció al Hospital de la Sangre y que fue canjeada por un valioso reloj que poseía la Hermandad, mediante la condición de que si alguna vez entraba la imagen en la iglesia de dicho Hospital quedaría ahí para siempre.

Como se desconoce al autor de la imagen, en un principio se atribuyó al escultor Pedro Roldán y posteriormente a su hija “La Roldana” Luisa Roldán de Mena. Por ello a quien pregunta ¿Quién hizo a la Virgen de la Esperanza? Le contestan como un poeta dijo: “la hicieron los ángeles”.

También se desconoce la fecha precisa de cuándo llegó el culto a esta imagen a nuestro país, que bien pudo ser desde la conquista, pero que se popularizó con la llegada de toreros gitanos y de Sevilla a finales del siglo XIX a la fecha, popularidad que aumentó al cantarse en lo privado y tocarse en público el paso doble “La Virgen de la Macarena” en las plazas de toros principalmente, por lo que muchos toreros y aficionados taurinos la tomaron como su patrona y protectora.

Puebla, ciudad española y hermana de Sevilla desde que en 1548 es sufragánea de la Diócesis de Sevilla, desde hace mucho tiempo debe haber sido devota de culto a la Santísima Virgen bajo esa advocación.

Fue por el año 1961 cuando un novillero, ex seminarista y devoto de la Virgen Macarena, tuvo la idea de homenajearla con toda la familia taurina y así fue como Paco Ortega, que así se llama el fundador de esta celebración, con la colaboración de otros novilleros compañeros de andanzas, Luis Vargas y Agustín Villarauz, y personal de los almacenes “Al Puerto de Veracruz” y otras personas de origen hispano, el primer domingo de agosto en la capilla de San Luis Gonzaga anexa al templo principal del Barrio “El Parral” se reunieron en crecido número los novilleros poblanos y aficionados los que luego se trasladaron a la plaza “Del Charro” en donde Paco Ortega y Joselino Olvera lidiaron a muerte ejemplares de casta.

Años después y ya reconstruido el templo principal ahí se efectuó la Misa en honor a la Virgen Macarena, y festivales taurinos en la plaza del Charro y “El Toreo de Puebla” con taquiza posterior en las corraletas del coso.

Después de la celebración fue en el templo de San Pablo de los Frailes, hasta que el 4 de agosto de 1985 fue entronizada la imagen, un cromo de la Macarena, en la que fuera “Capilla de la Cuarta Estación” anexa al convento y templo de San Francisco, siendo Guardián de la orden Fray Enrique Carrasco Henaro, gran impulsor del culto y quien años más tarde encargó al escultor cholulteca Eduardo Casco Aquino, la imagen en bulto que actualmente se venera en la capilla, imagen que recibió la bendición del señor Arzobispo don Rosendo Huesca y Pacheco el 7 de junio de 1991.

A cargo de los cuidados de la capilla estuvieron los taurinos y familiares de Paco Ortega, Plácido Díaz, Rodolfo Vega, hasta que hace algunos años por razones desconocidas, El Guardián o superior del convento y templo de San Francisco, ordenó el cierre de la capilla y el culto estuvo suspendido temporalmente.

Pero en el año 2013, el 19 de enero, se entronizaron las imágenes de la Virgen de la Macarena y Jesús del Gran Poder, en la capilla de San diego de Alcalá, anexo a la Parroquia de San Sebastián Mártir, situado en la esquina que forman las calles 5 poniente y 17 sur, en donde a partir de entonces, cada día 19 se han celebrado misas por los toreros y taurinos poblanos, a las siete de la noche.

En esta ocasión y al celebrarse el primer aniversario de la entronización, por caer el día 19 en domingo, la misa por los taurinos será el sábado 18 a las siete de la noche y en ella se pedirá por los toreros poblanos y aficionados taurinos por su éxito en el año que se inicia y se recordará a los desaparecidos durante el mes de enero de años anteriores:

Jesús Cienfuegos, Rafael Limón, Salvador de Alba Salinas, Félix López Báez, José Hernández Ríos “Chato de Tampico”, Carlos Reyes González, Saúl Lozano, Juan Romero “Saleri”, Ernesto Gómez, Margarita Campos Gallegos, Carlos Rodríguez López, Adolfo Gómez.

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com