LA MÚSICA EN LA FIESTA BRAVA.

LA MÚSICA, la música es indispensable en la fiesta brava, en nuestras vidas siempre la tenemos presente y a la mano, en la casa, en el automóvil, en los aviones y ahora hasta en la calle con esos nuevos electrónicos adminículos que van dentro de nuestros apéndices auditivos. La acostumbramos en momentos de gusto, de tristeza, va desde bodas hasta sepelios, en banquetes y en ciertas despedidas en el mismísimo panteón. Va de gustos a gustos, de costumbres, de culturas, en misa y para mostrar el amor a la mujer aspirada, a todo le cantamos según el estado de ánimo en el que nos encontremos y afortunadamente a nivel mundial han existido enormes compositores que han enriquecido el baúl del pasodoble torero.

POCO A poco www.noticierotaurino.com.mx ha recopilado la letra de muchos de ellos, populares unos y otros casi olvidados, a partir de hoy se los compartiremos, autores de nombres desconocidos, de muy famosos y de variados estatus como es el caso que va desde el dedicado a don Silverio Pérez por Agustín Lara, por todos ya escuchado, y el de Graciela Olmos, más conocida como “La Bandida”, propietaria de antiguo prostíbulo, quien le cantó, al también llamado “Faraón de Texcoco”, cuando la grave cornada de “Zapatero”, el toro de La Punta que le hirió el 13 de febrero de 1944 en el viejo Toreo de la Condesa, alternando esa tarde con Luis Castro “El Soldado”, y Carlos Arruza. Y de una buena vez comenzamos dejando aquí la letra de ambas composiciones:

SILVERIO.
De Agustín Lara.
Mirando torear a Silverio me ha salido de muy dentro lo gitano de un cantar.
Con la garganta sequita, muy sequita la garganta seca de tanto gritar.
Silverio, Silverio Pérez, diamante del redondel
Tormento de las mujeres
Haber quien puede con él.

Silverio, torero estrella el príncipe milagro de la fiesta más bella.
Carmelo que está en el cielo, se asoma verte torear.
Monarca del trincherazo, torero torerazo, azteca y español
Silverio cuando toreas no cambio por un trono, mi barrera de sol.

LA CORNADA DE ZAPATERO.
De Graciela Olmos.

No olvido ese 13 de febrero cuando el toro Zapatero en sus astas te prendió.
Silverio, después de esa gran faena
Tu cuerpo rodó en la arena

Con tu sangre se empapó.
Silverio, que tristeza se veía y la multitud decía
Silverio, Silverio como admiramos, tu arte y gran valor.

Luchaste en las astas del burel y apareció tu traje
Como espléndido clavel
Silverio, era angustia en los tendidos
Se escuchaban tus quejidos
Y lloramos tu dolor.

Silverio, cuanto deja la alegría
Torre de la torería
Silverio, como admiramos tu arte y gran valor.

Saliste, de la plaza como pocos
Gran torero de Texcoco
Ídolo de la afición.

Silverio, que angustia en los tendidos
Se escuchaban tus quejidos
Y lloramos tu dolor.

Silverio, cuanto deja la alegría
Torre de la torería
Silverio como admiramos
Tu arte y gran valor

CON GUSTO seguiremos publicando las letras de esta indispensable música en las plazas de toros, es una promesa, vale la pena… Nos Vemos.

Deja un comentario