24 junio, 2021

CUANDO SE HADMIRA A ALGUIEN.

Enrique Vargas, a quien apodaban “Minuto”, nació en Sevilla el 21 de diciembre de 1870 y se fue el 20 de junio de 1930. Antes de él hubo dos más con ese alias, Blas Melíz y Francisco Aragó, cuentan era un hombre muy ocurrente, simpático, muy trabajador e inclusive “medio inventor”.

Enrique Vargas, a quien apodaban “Minuto”, nació en Sevilla el 21 de diciembre de 1870 y se fue el 20 de junio de 1930. Antes de él hubo dos más con ese alias, Blas Melíz y Francisco Aragó, cuentan era un hombre muy ocurrente, simpático, muy trabajador e inclusive “medio inventor”.

Ya con fama de buen torero es que en cierta ocasión se encuentra con uno de sus maestros y después de un rato de conversación en cierto bar, el docente le solicita una fotografía autografiada a lo que no se puede negar el diestro sevillano, escribe sobre la grafica…

-“A mi querido y “hadmirado” maestro a quien le debo el saber leer y escribir”.-

Ya imaginamos la sorpresa causada ante semejante falta de ortografía que se lo recrimina de inmediato y escucha lo siguiente… -“Maestro, le recuerdo con tanto cariño que todas las letras me parecen pocas para demostrárselo, Usted merece más”.-

Salida muy torera de este hombre que fue de los primeros en intuir que los caballos de pica, tarde que temprano, tendrían que usar cierta protección, tal cómo ahora lo vemos… Nos Vemos.

Deja un comentario