EL MIÉRCOLES PASADO… ENÉSIMA VIOLACIÓN AL REGLAMENTO TAURINO EN LA PLAZA MÉXICO.

NO ESTUVE “de cuerpo presente” en la pasada corrida para festejar a la cumpleañera plaza México pero desde luego que la vi por televisión, por lo mismo no me atrevo a opinar con certidumbre alguna, no afirmo nada, no estuve “de cuerpo presente”, mas bien tengo dudas sobre que si el reglamento taurino vigente para el Distrito Federal se cumplió cual debe de ser. Quisiera me las contestara quien sí pagó un boleto, inclusive la solicitud es también para el mismo juez, mi estimado amigo de hace muchos años Gilberto Ruiz Torres.

QUE LA divisa de los astados de don Fernando de la Mora no se usó por pedimento del mismo ganadero. Creía su servidor que las leyes estaban por encima de caprichos ajenos a lo que dice la ley.

SABEMOS QUE el primer espada era el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza y con la obligatoriedad de llevar a un sobresaliente y a este no lo vimos por ningún lado. La pantalla de mi televisión no es amplia, quizás por eso fue. Y enhorabuena que no sufrió percance, de existir palabra que se hubiera visto ridículo su lugar lo tomara Joselito o “El Payo”, con esos jovenzazos astados afeitados al grado de parecer sus astas pelotas beisboleras. Cómo ilógico que el caballista ocupara el turno de Joselito o “El Payo” si uno de ellos se va a la enfermería y es que otra de las reglamentarias fallas fue que, también a los de a pie no los acompañó “sobres” alguno. El reglamento exige sean dos, un matador y un novillero.

HACE AÑOS, me decían dos sabios conductores de un programa locale, que… “Es imposible un matador se rebaje a ser sobresaliente”. Diría Arturo de Córdova… “No tiene la menor importancia” ya que a la pareja esta se les bautizó como doña Sara García y doña Prudencia Griffel, las viejecitas actrices que seguido hacían papeles cómicos. Proseguimos mejor…

ES ENTENDIBLE la ordenanza acerca de la participación de un alternativado. Si desgraciadamente uno de los anunciados se va al hule, el sobresaliente debe de tomar muleta y espada, y así la corrida automáticamente se convertiría en novillada. Imposible en ese momento su compañero le cediera la borla de matador de toros, es por esto que se da ese mandato. Y el pasado domingo los sobresalientes brillaron por su ausencia. ¿Pero con anuencia de quien?

***Lo de los sobresalientes lo dice el Artículo 27.- XVII. Cuando en plazas de primera categoría se anuncie una encerrona o festejo en el que participe un solo espada, será obligatorio que figuren dos sobresalientes, los cuales deberán ser estos novilleros, si el espada es novillero, y matadores con alternativa, si el espada es matador. En caso de tratarse de corrida de toros, uno de aquellos deberá ser matador.

Cuando se trate de un mano a mano o festejo en el que actúen sólo dos espadas, figurará como sobresaliente un novillero, si el mano a mano es de novilleros, o bien un matador de toros con alternativa si el mano a mano es con matadores de toros. Los novilleros que actúen como sobresalientes deberán haber actuado en una plaza de primera categoría del Distrito Federal.

LO ANTERIOR no es invento mío… Nos Vemos.

Deja un comentario