25 octubre, 2021

SOLO AMAGOS DE TRIUNFO EN LA SAN MARCOS.

Noble afición la de Aguascalientes; llena sus domingos yendo a los toros. Por tercera tarde el coso más que centenario de Aguascalientes se llenó. Fue para presenciar la tercera propuesta de ETMSA.

Enhorabuena, los organizadores mercaron un encierro de Cerro Viejo, cuyo amo desencajonó cinco tres añeros finos de lámina y de los que embistieron estupendamente cuatro, subrayando al quinto, un bien armado bóvido, castaño oscuro de capa, que tuvo clara y formidable lidia y que merecía el arrastre lento, honor que no quisieron ordenar absurdamente los del palco del juez.

Noble afición la de Aguascalientes; llena sus domingos yendo a los toros. Por tercera tarde el coso más que centenario de Aguascalientes se llenó. Fue para presenciar la tercera propuesta de ETMSA.

Enhorabuena, los organizadores mercaron un encierro de Cerro Viejo, cuyo amo desencajonó cinco tres añeros finos de lámina y de los que embistieron estupendamente cuatro, subrayando al quinto, un bien armado bóvido, castaño oscuro de capa, que tuvo clara y formidable lidia y que merecía el arrastre lento, honor que no quisieron ordenar absurdamente los del palco del juez. A despecho, sus restos fueron llevados al desolladero entre las palmas de los más entendidos, al igual que los del primero –con el hierro de Maravillas-, y los del segundo.

Con modesto asentamiento Javier Castro (al tercio tras leve petición y pitos) capeó al ungulado que con claridad y bien metió la testa en la órbita de los lances. Una fórmula indefinida y el espíritu de Barbas de Oro impidieron que se explotaran las cualidades bravas de aquel novillo que de buena sangre embistió en trazos largos y llenos de clase. Califíquesele actitud, alguna tanda de buena tauromaquia y pocos pases sueltos al joven, quien apurado en varios episodios lo despachó de una estocada caída y delantera.

Lances bien hechos pero inexpresivos abrieron su segunda propuesta en la que fue notoria la nobleza en el novillo, no catalizada de fuerza, sin embargo. Ahora el chaval se desempeñó correctamente según el formulario de la técnica pero con sorda manifestación artística. ¡Qué labor tan insípida salida de su apagado campo emocional y terminada de un golletazo infernal que le granjeó el repudio general! Argumentos dios a los supuestos defensores de bestias. Así no se mata un toro bravo.

Muy desnivelados quedaron los decorosos lances de aquella fina y primorosa media que brilló como diamante en el eje del anillo Diego Sánchez (al tercio en ambos). Permanecieron las embestidas extensas y el buen estilo del utrero al arribar al tercio final; Le comunicaba que repusiera mas y le mandara mas lejos; Paulatinamente lo comprendió y aunque el viento tuvo la intención de trastornar la escena se le apreciaron muletazos excelsos en un trasteo que no llegó a romper y concluido de un pinchazo y una estocada mal puesta.

Si se injertó en las chicuelinas luego de los lances de recibo al tomar la muleta se develó un novillo bravísimo, noble, fijo y con una clase y recorrido espectaculares. Era el quinto ante el que el chaval con ciertos bosquejos aún de su natural novates, soltó los brazos y buriló muletazos de una tauromaquia que apunta a grandes horizontes, sin estar al nivel, esta vez, de tan notada res que sin merecer murió de dos abominables bajonazos cuando al espigado imberbe se le fue la mano.

Una combinación decorosa de lances entregó en el quite André Lagravere (silencio en ambos). Del segundo tercio su Par de Calafia que generó segundos de clamor. Propuesta muletero breve sin embargo sólida enclavada en una actitud de hierro pero que truncó el aire azotando impúdicamente el engaño púrpura en todo momento. Tras un pinchazo dejó medio espadazo delantero para terminar la intervención. Desatinado en el tercio de las banderillas y sin comunicar en el de muerte se vio un chaval oficioso de tauromaquia señera de esas que hay pocas y en la que procura cargar la suerte; no obstante incomunicativa, seca, ausente de emociones y expresión artística. El sexto era un novillo soso al que despachó con un par de estocadas y varios descabellos.

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com