ANTONIO MENDOZA, CON VISA PARA LA MONUMENTAL

Uno de los novilleros más subrayados en lo que lleva de recorrida la campaña menor en el coso del barrio del evangelista Marcos en Aguascalientes, es Antonio Mendoza, imberbe nacido en el DF sin embargo radicado en la bella Morelia.

Este joven ha pisado el albero con bastante confianza y torerísmo; el anterior domingo en la quinta función de la serie, anduvo firme, sólido, profesional y hondo. Allí se plantó, determinantemente y se hizo pasar a la altura de la cintura, a los dos adversarios que en el sorteo le correspondieron. Igualmente, midiéndolo con su aportación la temporada 2013, sus progresos fueron muy coloreados; enterado de distancias, son y tiempos, sacó provecho en su actuación, siendo aprobado por los aficionados más entendidos y demandantes.

Las armas, eso si, fueron el “cabello de Sansón” y, de idéntica manera que sus alternantes, pinchó y mal mató; fue ello lo que impidió que en sus manos no fueran a dar los auriculares que le hubieran enclavado, quizás, como el máximo triunfador matemático de la serie.

De cualquier modo, según informó a este tinterillo su mentor Jacobo Hernández, el mozo ya fue contemplado para que en uno de los carteles de la Feria Nacional de San Marcos, su nombre sea impreso.

Bien atenta la empresa, haciendo valer la intuición que todo taurino organizador debe tener, le dará tarde en el importante serial. Lo merece el moreliano y preparado está para hacer de sí su paso en la “Gigante de Expo-Plaza”.

Deja un comentario