CURIOSIDADES Y GENIALIDADES TAURINAS.

DESCONOCIAMOS QUE… Mister Gerald Stanley Wilson, famoso compositor, trompetista, arreglista y director norteamericano de jazz, fuera casado con la señora Josefina, mexicana de nacimiento. Y con justa razón el lector se habrá de preguntar el porqué en un espacio netamente taurino se le da un ídem muy especial a un músico. La respuesta es muy sencilla y entendible ya que hurgando por aquí y por allá he encontrado lo que para su servidor es una agradable sorpresa.

AFICIONADO A ese tipo de música nunca le he sido, pero repito que manoseando la enorme gama de oportunidades que nos da la red de internet, encontré que este hombre se desvive por todo lo relacionado con el tema de los toros. Y desde luego, no podía ser de otra manera, “paga tributo” al seguir gustos y tradiciones de quien manda en casa, doña Josefina. Mister Gerald seguidamente era “inducido” a viajar a la fronteriza ciudad de Tijuana, acompañaba a su señora a ver corridas de toros y ahí fue donde se enamoró de la Fiesta, al grado que de inmediato le brotara la inspiración y conforme pasaban las semanas su bagaje musical crecía al componer compases de jazz que fueron éxitos “al otro lado del río” dedicados a toreros como don Carlos Arruza, Antonio del Olivar, José Ramón Tirado, Antonio Lomelín y varios más… Así, una de nueva cuenta esta comprobado que… Arte llama arte… Una más…

EL TRIANERO, don Joaquín Rodríguez Ortega “Cagancho”, “El Gitano de los Ojos Verdes”, como también se le conocía, era un hombre de escasa escolaridad, sin ningún roce social, y por lo mismo seguidamente decía lo que no tenía decir. En cierta ocasión un grupo de amigos le invitaron a presenciar un partido de fútbol, situación nunca vivida por el trianero, y fue así como respondió al término del mismo… -“Algo me divertí, pero no me explico cómo tantos hombres de piernas tan fuertes, en más de una hora no han podido desinflar la pelota”.- Otra más.

LE LLAMABAN como “Curro El Cochero”, era un hombre muy simpático y mentiroso, famoso por sus ocurrencias y por lo mismo de eso crecía su popularidad.

UNA TARDE, en la compañía de varios amigos taurinos, charlaban sobre el tópico que les apasionaba, “Curro” se deshacía en elogios hacia cierto diestro del cual solo unos días antes atacaba con fuerza, uno de los participantes le espetó lo siguiente… -“Curro”, si hace poco tú decías que era un espada sin futuro, que sería mejor se fuera de los ruedos y hoy cambias de opinión”.-… -Cierto es, contestó “El Cochero”, pero resulta que esa fecha era especial para contar mentiras.-… De que los hay, los hay… Y la ultima por hoy solicitando a las alturas que Diosito me mande ganas de trabajar ya que con las de dormir “se ha pasado de la raya”…

SU CAPACIDAD era para albergar a 1.500 aficionados cómodamente sentados, el espacio se preparó en la población catalana de Sant Adria de Besós, a orillas del río Besós, entre Barcelona y Badalona, esto sucede a principios del año de 1934, y así esta pequeña edificación pasa a la historia taurina mundial como la primera plaza de toros portátil. En la actualidad son incontables estas construcciones que dejan beneficio a las poblaciones donde no existen cosos formales.

EN 1969 Manuel Benítez “El Cordobés”, y Sebastián Palomo Martínez “Palomo”, recorrieron la geografía española hasta sumar, si mal no lo recuerdo, setenta y seis tardes y todas en plazas portátiles, gesta en franca rebeldía contra de los poderosos empresarios de plazas de primera que les querían imponer contratos sin darles la debida categoría, acto llamado cómo “Los Guerrilleros”. Por cierto que años después…

EL 14 de septiembre de 1981, toreaba esa pareja al lado de “Rafael de Paula”, cuyo nombre real es el de Rafael Soto Moreno, en la plaza de Albacete, el quinto de la tarde, de los Guateles y bautizado como “Sospechoso”, infiere mortal cornada en la yugular al espontáneo Fernando Eles Villarroel “El Chocolate”… Nos Vemos.

Deja un comentario